Mecanismos para rebajar la factura tributaria

Las principales deducciones en Sociedades

Los beneficios fiscales en el impuesto sobre sociedades ascendieron a 3.763 millones en 2011, según las previsiones incluidas en los Presupuestos. Sin embargo, hay otros mecanismos para rebajar la factura tributaria mucho más importantes y que no se contemplan en los Presupuestos.

Los gastos financieros. No aparecen en el listado de beneficios fiscales, ya que no se trata de una deducción sobre la cuota íntegra. Sin embargo, para los inspectores de Hacienda, la posibilidad de reducir la base imponible a través de los gastos financieros supone el mayor agujero fiscal del impuesto sobre sociedades. Los analistas tributarios reconocen que la deducibilidad de los gastos financieros incentiva que las grandes compañías creen estructuras empresariales con el mero objetivo de reducir la factura fiscal. En este sentido, el anterior equipo de Inspección de la Agencia Tributaria se mostró favorable a limitar los gastos financieros deducibles en casos como el de préstamos entre compañías de un mismo grupo empresarial.

Deducción por doble imposición interna. Este beneficio fiscal permitió en 2010, último año del que hay datos, reducir la cuota íntegra del impuesto en 10.000 millones de euros. La deducción por doble imposición interna impide que los dividendos que reparte una empresa entre sus socios o filiales tributen dos veces. Supone un beneficio que aplican sobre todo las grandes empresas. En torno a 16.000 empresas aplican esta deducción.

Reducción de reinversión de beneficios extraordinarios. En los buenos tiempos, este beneficio fiscal permitía reducir la cuota íntegra en más de 2.000 millones de euros anuales. Ahora, con la crisis, la deducción apenas alcanza los 700 millones. El Ejecutivo trabaja en más estímulos en el mismo sentido y ya ha anunciado que incentivará con más ventajas fiscales la reinversión de beneficios frente al reparto de dividendos.