La compañía había denunciado a NT-K por copiar sus iPads

La fiscalía valenciana abre una investigación a Apple por extorsión

La Fiscalía Provincial de Valencia ha abierto una investigación penal a Apple tras encontrar indicios de delito en unos hechos denunciados por la empresa tecnológica española NT-K.

Cambio de tercio en la batalla entre Apple y la compañía valenciana Nuevas Tecnologías y Energías Catalá (NT-K). Después de que el pasado mes de noviembre un juez desestimara una demanda de la empresa de Cupertino donde acusaba a la valenciana de copiar su tableta, la fiscalía valenciana ha abierto una investigación penal.

"Acuso recibo a Ud. de sus escritos (...) en el que se pone de relieve hechos que pudieran ser constitutivos de delito", afirma el documento de notificación de admisión a tramite de la Fiscalía al que ha tenido acceso Reuters.

La empresa Nuevas Tecnologías y Energías Catalá (NT-K) afirmó en la denuncia, presentada el pasado 10 de enero, que "se ponían de manifiesto las actuaciones llevadas a cabo por Apple (...) que podrían ser constitutivas de un presunto delito de extorsión".

Esta denuncia contra Apple es una respuesta a la denuncia penal interpuesta por la firma fundada por Steve Jobs contra NT-K, por un delito contra la propiedad intelectual y que fue archivado por el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Quart de Poblet (Valencia). La denuncia de Apple provocó en noviembre la paralización de las tabletas de NT-K en la aduana de Valencia al entender que eran copia de sus iPad.