1.300 y 464, respectivamente

Lloyds y Royal Bank of Scotland recortarán más de 1.764 empleos

Lloyds y Royal Bank of Scotland, los dos bancos intervenidos por el Gobierno británico durante la crisis de 2008, han anunciado que suprimirán 1.764 empleos adicionales.

Lloyds Banking Group, propiedad en un 40% del Ejecutivo británico, ha avanzado sus planes de eliminar 1.300 puestos de trabajo y transferir otros 300 a la India, tras haber suprimido ya 720 empleos en enero y otros 718 en febrero.

En un comunicado, la entidad ha afirmado que manejará los despidos "con sensibilidad" y ha subrayado que el recorte de trabajadores es "siempre el último recurso".

Por su parte, Royal Bank of Scotland, con el 82% de sus acciones en manos públicas, despedirá a 464 empleados, entre los que se encuentran trabajadores de las oficinas de Wimbledon (Londres), Edimburgo, Leeds y Bristol.

"Estamos trabajando duro para reconstruir Royal Bank of Scotland y poder devolver a los contribuyentes el apoyo que nos brindaron. Recortar empleos es la parte más difícil de ese proceso", ha señalado la entidad.

El líder sindical David Fleming, de la organización Unite, califica la jornada de hoy como un "día negro" para la industria financiera y exigió al Gobierno del conservador David Cameron que intervenga para evitar los despidos.

"El anuncio del recorte de 1.764 empleos en instituciones financiadas por los contribuyentes es brutal. ¿Cómo puede ser que el Gobierno no intervenga ante la pérdida de unos empleos tan necesarios para nuestra economía?", se ha preguntado Fleming, para quien "el hecho de que se transfieran 300 puestos a una economía más débil constituye una ofensa".

El secretario general del sindicato Accord, Ged Nichols, ha expresado además su temor a que los despidos afecten al servicio al cliente en las oficinas de Lloyds.

"Estamos especialmente preocupados porque cerca de 500 trabajadores que se dedican a la formación de otros empleados serán sustituidos por programas de ordenador, lo que tendrá un impacto negativo en la atención al cliente", indica Nichols.