Análisis técnico

Kubitsuri en el Ibex

Nueva demostración de la fortaleza que los osos están ejerciendo sobre el Campeador, dominando de principio a fin la sesión de ayer y haciendo retroceder a los alcistas hasta unos mínimos en los 8.159 puntos. O atacan los alcistas o se acabó el rebote de gato muerto.

El lado oscuro, dueño y señor del Campeador
El lado oscuro, dueño y señor del Campeador

En los 8.147 puntos marcamos en el análisis de ayer como nivel clave para que los alcistas intentarán frenar el contraataque bajista que nos avisaba el exhausto martillo dibujado el viernes. Fueron doce puntos antes donde pararon ayer los osos el impetuoso zarpazo de los osos. A cierre de sesión se situó en los 8.180 puntos. Nos deja dibujada una pauta bajista de tres velas consecutivas que se conoce en chartismo como Hombre Colgado, Kubitsuri en japonés.

La secuencia de la misma se compone de una fuerte vela alcista, tras la cual se dibuja al día siguiente un martillo, que se inicia en una apertura alcista para después recaer con fuerza y a cierre de sesión acaba recuperando los niveles de apertura. Al tercer día, tras el martillo, se traza una fuerte vela bajista que le lleva de nuevo hasta el inicio de la primera gran vela alcista. Es exactamente lo que ha hecho el Campeador en los tres últimos días. Este tipo de pautas son netamente bajistas, coincide además con un aumento del volumen de negociación ayer, frente a los días de ascensos.

Hoy tendrán los alcistas su oportunidad de devolver el golpe e iniciar un ataque en busca de los 8.400 puntos, siempre y cuando no se pierdan los 8.100/120 puntos a cierre de sesión. Por debajo de esos niveles todo quedaría en manos de los bajista para enfrentarnos a los 8.000 puntos y quien sabe si más abajo. De no producirse el ataque de los toros, los osos darían una señal de fuerza y de los serios planes que tienen para el Campeador, que podrían situar a las velas del Campeador en los 7.500/600 puntos en breve plazo. El domino de los osos en nuestro selectivo es de momento total tras el desarrollo de la figura bajista del gran lobo, el HCH.

Petroleo Brent 56,560 -1,925%
Oro 1.588,019 0,457%
Plata 17,868 0,582%
EUR x USD 1,0824 -0,092%
IBEX 35 10.022,30 0,00%
EUROSTOXX 50 3.833,29 -0,52%
DOW JONES 29.398,08 -0,09%
NASDAQ 100 9.623,58 0,29%
S&P 500 3.380,16 0,18%

Sigue siendo un misterio la exagerada descorrelación del Campeador frente a sus homólogas europeas. Una divergencia que ayer de nuevo se puso de manifiesto, mientras nuestro selectivo se dejaba un -1,24% ayer, el Emperador europeo se quedaba plano, tan sólo se dejaba un -0,09%; el Kaiser alemán que subía un +0,31% o el Cesar italiano que cedía -0,13% entre otros. Este tipo de divergencias de un sólo índice respecto al resto de las principales Bolsas de la renta variable no debe tomarse a la ligera, puede ser un serio aviso del mercado, que algo no funciona como debería y un trader no puede caer en el error de pasarlo por alto. No en vano, el Campeador es conocido por muchos analistas fuera de nuestras fronteras como "el intuitivo".

El Emperador europeo vivió una nueva sesión de tensa calma, cerró la sesión plano con un segundo doji en la parte alta de su gráfico sin poder superar la gran vela bajista de la semana pasada que se inició en los 2.523 puntos. Bien podría tratarse de una pequeña consolidación antes de dar paso a nuevos ascensos o bien de falta de fuerza para superar el marubozu bajista. La respuesta la tendremos en un cierre por encima de los 2.530 puntos o por debajo de los 2.500 puntos. De momento habrá que seguir esperando muy atentos a las próximas velas que trace sobre el gráfico. Aunque es pronto para sacar conclusiones, si se perdieran los 2.500 puntos y desarrollara un nuevo impulso bajista podría estar dibujando un segundo hombro de una hipotética figura de HCH con doble cabeza, en breve lo sabremos. Tampoco se puede descartar una posible figura en de diamante que tuviera su máximo en los aledaños de los 2.600 puntos.

En Wally, el General Custer tuvo un comportamiento similar al europeo, una vela doji que dejó en tablas la sesión en la zona de los 1.371 puntos sin poder superar la directriz acelerada que perdió tras la corrección de la semana pasada. Un cierre por debajo de los 1.360 puntos nos daría un aviso sobre un posible nuevo ataque de los bajista en busca de los 1.340 puntos, último mínimo alcanzado. Si miramos el volumen de negociación vemos como mientras en la corrección aumentaba, durante el último rebote disminuía progresivamente, una señal que podría ser síntoma de falta de fuerza para seguir ascendiendo.

La tecnología tampoco pudo superar los máximos anteriores a la corrección, el Nasdaq Composite se dejó un ligero -0,16% dejando también trazado un pequeño doji en los 2.983 puntos. Rompiendo los 3.000 puntos tendríamos la señal alcista para continuar con los ascensos, por debajo de los 2.970 puntos una posible vuelta atrás para buscar en primera instancia los 2.945 puntos.

Compás de espera, hasta ver si es el Campeador el índice que está marcando el camino al resto con su enigmática falta de momento o por el contrario termina por acompañar al resto de selectivos de la renta variable. No podemos descartar ninguna de las dos ideas de momento. Mantenga la prudencia.