Premium. Seguridad

Consejos para mantener alejados a los ladrones de coches

Evite que su auto termine empotrado contra el escaparate de una tienda o revendido en Europa del Este

A los conductores españoles les vale estar atentos. Como ocurre cada vez que la economía va mal, el robo de autos ha aumentado. Nuño López, socio y director técnico de Coches.com, estima que en poco más de un año, el número de vehículos robados ha pasado de 120.000 a entre 150.000 y 160.000, de los que unos 130.000 son turismos. Los ladrones suelen usarlos para delinquir o revenderlos en otros países, por lo general de Europa del Este. En el primer caso, los modelos más buscados por las bandas son camionetas 4x4 o coches de gama media, como el Volkswagen Golf, el Seat León y el Audi A3. "Se trata de vehículos comunes, que en la calle pasan inadvertidos, pero que al mismo tiempo son rápidos, por lo que las bandas suelen emplearlos para darse a la fuga luego de un alunizaje o un butronazo", explica López.

Cuando la finalidad es la reventa del coche en otro país, los delincuentes ponen el ojo en modelos de gama alta, como BMW, Mercedes o los Audi A5 y A6. Detector, una empresa especializada en la recuperación de autos robados, estimaba en octubre pasado que el robo de coches de lujo crecería un 15% en 2011. Recuperar estos vehículos es más difícil, casi imposible, porque los ladrones siempre cambian el número de bastidor. Por eso, López recomienda grabar este número en otras partes, como las lunas, el tapacubos, el parabrisas, las llantas y los tubos de escape. "Así será más fácil que la policía identifique el auto e, incluso, puede que al verlo los ladrones desistan de venderlo". Otros consejos que vale la pena tener en cuenta son los siguientes:

l Si aparca en el exterior es preferible hacerlo en una calle concurrida o al menos en un lugar iluminado.

Cierre con la llave en vez del mando, sobre todo si está en un centro comercial. Alguien puede copiar la frecuencia

l En caso de que estacione el vehículo en un parking, el lugar ideal será cerca de la caseta del vigilante o dentro del área cubierta por las cámaras de seguridad.

l Cada vez que salga del coche, aunque sea momentáneamente, es recomendable quitar la llave del contacto y cerrar bien las puertas y el maletero. Los ladrones aprovechan cualquier despiste.

l No dejar objetos de valor dentro del vehículo y mucho menos a la vista. Hay que retirar siempre la carátula de la radio e incluso el soporte del GPS o cualquier detalle que pueda indicar que guardamos algo valioso dentro de la guantera o del maletero. "De esto hay que tener especial cuidado en los centros comerciales, donde los ladrones aprovechan que hay mucha gente y coches aparcados para ocultarse. Te están observando para ver si dejas algo en el maletero, que es muy fácil de abrir", advierte López.

l Es aconsejable cerrar el coche con la llave en vez de hacerlo con el mando a distancia, para evitar que alguien pueda detectar la frecuencia y copiarla. "Esto también es muy usual en los centros comerciales", asegura López.

l Sistemas de seguridad como alarmas electrónicas, dispositivos cortacorrientes o barras metálicas que bloqueen el volante, los pedales o la palanca de cambios son disuasorios y efectivos. "El ladrón verá que quitar las barras le tomará más tiempo y buscará otro vehículo. Incluso, pegar una pegatina en el cristal que anuncie que el coche está equipado con una alarma puede desanimar al delincuente. Mucha gente se libra por eso".

l Si el coche es de gama alta quizá merezca la pena instalar un localizador que, en caso necesario, envía al móvil del propietario un mensaje con las coordenadas geográficas donde se encuentra el vehículo en cada momento.

"De lo que se trata es de ponerse en la mente del criminal. El error más común es pensar que somos ajenos a los robos y que nunca nos va a pasar", dice López. Es mejor ser desconfiado, aparcar con cuidado y evitarse gastos en papeleos con el seguro y reparaciones. Esto último si el coche aparece, claro.

Asegurarse contra robos no es un lujo, es una necesidad

A pesar de que el robo de vehículos ha aumentado en el último año, el porcentaje de conductores que muestran interés en contratar pólizas contra este siniestro ha caído ligeramente, desde el 59,9% que representaba hace un año al 59,2%, de acuerdo con el comparador Seguros.es.

"La crisis podría estar haciendo que muchos conductores decidan no incluir la cobertura frente a hurtos al contratar el seguro de su coche, con la idea de ahorrarse algo de dinero a corto plazo", afirma Juan Láriz, director general del bróker online.

Sin embargo, teniendo en cuenta que en España se roban unos 300 coches al día, Láriz argumenta que tener esta protección ha dejado de ser un lujo para convertirse en una necesidad. "Actualmente, existe una gran competencia en el sector de los seguros de automóvil por atraer clientes, que se traduce en tarifas más ajustadas". En ese sentido, recomienda usar un comparador de pólizas para saber cuánto dinero extra supone esta cobertura. "Muchos se sorprenderán cuando vean que no es tan costoso como pensaban".

Las cifras

150.000 vehículos al año se roban en España, de los cuales 130.000 son turismos, de acuerdo con Coches.com.

15% habría subido en 2011 el robo de autos de lujo, según Detector.

59% de los conductores tiene interés en asegurarse contra este siniestro.