Arturo Fernández, vicepresidente de la patronal, afirma que "el inmovilismo se paga muy caro"

CEOE admite que no oye a los empresarios y debe reinventarse

El vicepresidente de CEOE y presidente de la madrileña CEIM, Arturo Fernández, ha afirmado hoy que la patronal española debe "reinventarse" para "volver a oír la voz del empresario y el autónomo".

En su intervención en el citado foro de debate, organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, Fernández subrayó que CEOE debe llevar a cabo su propia reforma para volver a "oír la voz del empresario y del autónomo".

"El inmovilismo se paga muy caro", dijo el dirigente empresarial, quien agregó que en la patronal "tenemos muy claro que lo que nos llevó al éxito en el pasado no nos llevará al éxito en el futuro". Fernández realizó estas declaraciones públicas después de ser presentado por el presidente de CEOE, Juan Rosell.

En este sentido, defendió que es necesario que las patronales sean "organizaciones transparentes en su financiación, más ágiles y más potentes", con el "difícil reto" de recuperar "el diálogo y la imagen de nuestras empresas".

Subvenciones públicas

En cuanto a las subvenciones que reciben tanto las organizaciones empresariales como las sindicales, Fernández apuntó que el objetivo es que sean "independientes y vivan de sus cuotas".

Asimismo, sostuvo que el dinero que reciben del Estado, destinado a formación, es el que pagan las empresas a través de las cotizaciones de sus empleados, por lo que "no son subvenciones, sino que nos devuelven nuestro dinero".

Fernández, que también es el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, subrayó que es necesario que los órganos camerales y las patronales "vayamos de la mano". "No podemos tener estructuras paralelas", afirmó.

En este sentido, aseveró que en Madrid la Cámara y la patronal "vamos a ir juntos para crear la simbiosis perfecta". También destacó que antes de verano el Gobierno presentará la nueva Ley de Cámaras de Comercio.