Cierre de la Bolsa

China lidera la jornada

Jornada de bajadas en Europa. Los malos datos macro en China han liderado casi de principio a fin la jornada. Se había cerrado la sesión del viernes con muchos descontando que desde China habría alguna sorpresa agradable en forma de bajada de tipos de interés, durante el fin de semana, pero lo que nos hemos encontrado es con un dato de déficit comercial que no se veía desde hacía muchos años. Un país acostumbrado últimamente al superávit, daba un déficit mucho peor de lo esperado.

Cambios profundos en la economía china que va a tener que reinventarse con su PIB cayendo, déficit comercial y un peligroso pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Desde el punto de vista técnico, el día no ha significado gran cosa, y el futuro del eurostoxx sigue en lateral como desde hace muchos días, sin alejarse nunca demasiado de la media de 200, mientras el futuro del mini S&P 500 sigue sin atreverse a romper la zona de máximos de abril, donde se ha frenado una y otra vez en los últimos tiempos.

Un factor de optimismo en este mercado actual viene de una encuesta interesante que les comento a continuación. El Bullish Consensus de Market Vane da una lectura de un 63% desde el 67% de la semana pasada. Por lo tanto éstas son mejores noticias para el mercado. Sus lecturas hay que tomarlas de manera muy diferente a las de la AAII. Hay que tener en cuenta que este indicador de Market Vane está confeccionado mediante consultas no a particulares, sino precisamente a todo lo contrario, a profesionales del sector, es decir, CTA (Commodity Trading Advisors).

Tradicionalmente, de puertas adentro, en el mercado se considera que los CTA suelen estar en el lado correcto y que hay un indicador que miran con interés: el de la media de cuatro semanas. Por encima de 67% se interpreta como fuerte sentimiento alcista, que va menguando a medida que se aleja de ese nivel. La media de cuatro semanas está en 65,25 desde el 66 de la semana pasada.

Como vemos un nivel bastante alto del indicador lo cual suele ser buena señal, y que muestra bien a las claras como la anestesia de la inyección de liquidez de los bancos centrales sigue ahí. Como muy bien decía Reuters el viernes en su crónica de cierre de Wall Street: "Estoy sorprendido y un poco preocupado por la calma del mercado bursátil frente a lo que esencialmente es la cesación de pago de Grecia", dijo Joe Saluzzi, cogerente de operaciones de Themis Trading en Chatham, Nueva Jersey. "En lugar de pensar sobre lo que va a suceder después, lo que sucede a otros países (en la zona euro), el mercado está pensando 'La Fed tiene mi respaldo con dinero barato', y está minimizando las noticias", agregó.

La verdad es que deberíamos olvidarnos de Grecia cuyos nuevos bonos ya cotizan en el mercado oficial a rentabilidades que descuentan un nuevo default, con las curvas invertidas además y los bonos 2023 casi al 19%, y preocuparnos más de Portugal, que está en una situación delicada. Ya han visto el dinero que ha habido que meter en Grecia, para nada. Ahora Portugal está en una situación muy complicada, a pesar de haber cumplido a rajatabla toda la austeridad sin límite que le pedía Merkel.