Bankia negocia con Avalmadrid para elevar dos puntos su margen en los préstamos

La banca renegocia al alza el precio del crédito con las sociedades de aval

La banca está presionando para elevar el interés que cobra en los créditos concedidos mediante sociedades de avalistas. Bankia pretende una subida del diferencial sobre euríbor desde el 2% al 4% para los préstamos que ofrece con Avalmadrid. Las sociedades de garantía recíproca piden a las entidades que contengan el coste de un crédito por el que no asumen riesgo y que consume muy pocos recursos propios.

Las sociedades de garantía recíproca (SGR) suponen una herramienta útil a la hora de dar acceso a crédito a las pymes, pues avalan a las pequeñas empresas que piden un préstamo, descargando de riesgo a las entidades financieras y logrando una considerable reducción de costes. Alegando el cerrojazo que ha sufrido el grifo de financiación mayorista, la banca está renegociando, sin embargo, sus convenios con estas sociedades para elevar los márgenes que cobran en dichas operaciones. Es el caso de Bankia, que negocia estos días con Avalmadrid una subida de dos puntos en sus márgenes, que podría concretarse esta semana.

"En 2008, antes de que empezara la crisis, los convenios que teníamos establecían un coste de euríbor más 0,5% y nos hemos ido moviendo hacia un punto o 1,5 puntos por encima de euríbor", explica Marta Ceo Soriano, presidenta de Cesgar, la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca.

El objetivo de las SGR, recalca Ceo Soriano, es facilitar a las pymes el acceso a financiación, en la medida de lo posible barata y a largo plazo (es frecuente entre cinco a 10 años). Una vez que la sociedad reconoce la viabilidad de la empresa, la avala ante la entidad financiera, que aplica el tipo de interés que tenga pactado por convenio con el banco o la caja. El coste suele ser más barato que el que conseguiría una pyme sin dicho aval, puesto que las SGR corren con el 100% del riesgo, y se hacen cargo de cualquier impago en los primeros 90 días. Por otra parte, las entidades consumen menos recursos propios cuando dan un préstamo mediante estos avalistas: un coeficiente del 1,2% frente al 8% que destinan para un préstamo normal. Por último, la entidad no tiene que efectuar provisiones por insolvencia, detallan en Cesgar.

"Al final, para el banco es una operación segura, porque el riesgo es nuestro, y rentable, porque dedican poco más de un euro de fondos propios por cada 100 que prestan, en lugar de 8 euros que aportan en un crédito normal", resume José Rolando Álvarez, presidente de Iberaval, la SGR de Castilla y León. Por dichas ventajas, Rolando considera injustificadas las presiones que están recibiendo de las entidades financieras, que argumentan la subida de la prima de riesgo y el cierre de los mercados mayoristas, para aumentar los márgenes.

El convenio de Bankia e Iveraval sigue por el momento en vigor, por lo que el diferencial sobre el euríbor se mantendrá por ahora "en el entorno del 1,75%", según Rolando. No es el caso de Avalmadrid, cuyo convenio ha caducado y se encuentra renegociando los términos de su acuerdo con Bankia. "Hasta el momento, el convenio marcaba un diferencial máximo cercano al 2%. En el nuevo, vamos a ir a un diferencial mínimo del 2% y máximo sobre el 3%", reconoce Juan Luis Fernández-Rubíes Lillo, consejero delegado de Avalmadrid. Bankia ha rehusado dar más detalles, en espera de cerrar la negociación.

A efectos prácticos, conseguir un crédito directamente de una entidad -aparte de la dificultad de obtenerlo sin aval- le puede suponer a una pyme el pago de un 7% o un 8% de interés, según fuentes del sector. Haciéndolo a través de Avalmadrid, el convenio antiguo establecía un interés del entorno del euríbor (hoy cerca del 1,6%) más 1,75 de diferencial del banco (aunque la cifra varía en función de cada caso). A esta cifra se le sumaría entre el 1% y 1,5% que cobra la SGR por avalar la operación, con lo que al final el interés sería del 4,6% del crédito. Con las nuevas condiciones que negocia Bankia, el interés asociado al crédito subiría al 5,85%, para un diferencial del 3%, o el 6,85% si consigue su objetivo de elevarlo al 4%. Más de dos puntos por encima del convenio anterior.

El caso de Bankia no es una excepción, diversas SGR consultadas señalan que Banco Santander o Popular han comenzado a renegociar sus convenios con las mismas pretensiones. "Hay líneas ICO que imponen un diferencial del 3,5 sobre euríbor, y estamos viendo entidades que se niegan a dar financiación por debajo de esos márgenes", ilustran desde la Confederación de SGR.

Las cifras

1,5 puntos sobre euríbor es el interés medio que ha regido en los créditos avalados por las SGR.

4 puntos de diferencial sobre el euríbor es el interés al que aspiran algunas entidades en la renovación de convenios.

37 euros a las pymes por cada euro público

Las sociedades de garantía recíproca (SGR) están manteniendo contactos con el Gobierno con el objetivo de que este potencie su papel a la hora de lograr financiación para las pymes. Solo el año pasado, las SGR gestionaron la concesión de 1.282,5 millones de euros a pymes y autónomos. El saldo vivo acumulado de estos créditos supera los 24.700 millones, repartidos entre 110.237 empresas, según los datos de la Confederación (Cesges). Lo cierto es, sin embargo, que el inicio de la crisis y la consecuente restricción del crédito que conceden las entidades ha restado fuerza a la labor de las SGR. La actividad de estas lleva tres años en retroceso, desde el pico de 2.440 millones en préstamos nuevos que alcanzaron en 2007 a casi la mitad del pasado ejercicio.

"Nosotros no hemos encarecido los precios que cobramos por asumir el riesgo", afirma Marta Cea Soriano, presidenta de Cesgar, que detalla que las SGR reciben en torno al 1% del montante de crédito solicitado por avalar la operación. "Pero las entidades financieras han endurecido mucho las condiciones, especialmente para las pymes", contrapone.

Por eso, desde la Confederación reclaman al Gobierno que eleve las asignaciones a Cersa, la sociedad pública que avala determinadas operaciones de las sociedades de garantía recíproca para incentivar la concesión de crédito a pymes. "Nuestros estudios demuestran que por cada euro que la Administración mete en Cersa, nosotros generamos 37 euros para las pymes", concluye Cea Soriano.

76% de concesiones

La Confederación de Sociedades de Garantía Recíproca ha avalado el 76% de un volumen de préstamos por 33.369 millones de euros que les han solicitado las pymes hasta 2010. En número de peticiones, 315.000, la respuesta favorable al aval fue del 82%.