EE UU facilitó al grupo 4.000 millones en subsidios

La OMC confirma que Boeing recibió ayudas ilegales millonarias

La OMC ha confirmado que Boeing recibió ayudas consideradas ilegales de EE UU por valor de, al menos, 4.000 millones de euros que le ayudaron a lanzar aviones como su reciente 787 Dreamliner. Tanto Airbus como el grupo estadounidense se consideran vencedores de su batalla legal.

Un 787 de Boeing con el tren de aterrizaje extendido
Un 787 de Boeing con el tren de aterrizaje extendido

Enésimo capítulo de la batalla legal emprendida por la UE y los Estados Unidos a cuenta de las ayudas ilegales en favor de Airbus y Boeing, los dos grandes fabricantes aeronáuticos mundiales.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha hecho público esta tarde su dictamen sobre los subsidios a Boeing después de que el grupo estadounidense apelara un primer informe que denunciaba que había recibido, al menos, 5.300 millones de dólares (4.030 millones de euros) en ayudas públicas que atentan contra el libre comercio, entre 1989 y 2006.

El organismo internacional ratifica su posición, desestima el 90% de las peticiones de la parte norteamericana y entiende que Boeing se benefició de financiación irregular del Pentágono, de la NASA, así como de ayudas en diferentes estados y localidades.

AIRBUS GROUP 58,45 -3,36%
THE BOEING COMPANY 149,82 0,20%

En este punto ha incluido unas subvenciones por la vía fiscal facilitadas por Kansas que no se contemplaban en el informe original, por valor de 500 millones de dólares (380 millones de euros), que Estados Unidos tendrá que eliminar.

Según el documento, las ayudas permitieron el lanzamiento del nuevo avión 787 Dreamliner del fabricante norteamericano.

Washington tiene ahora seis meses para aplicar las medidas exigidas por la Organización Mundial del Comercio.

Todos dicen ganar

Las primeras reacciones al dictamen no se han hecho esperar. Airbus se considera vencedor en este caso, insiste en que los subsidios ilegales a su rival le han hecho perder, como poco, 45.000 millones de dólares (34.225 millones de euros) y califica al 787 como "el avión más subvencionado de la historia".

Boeing, por su lado, recordó que la OMC, en otro dictamen calificó como ilegales la mayor parte de las ayudas al lanzamiento con las que ha contado Airbus para poner en marcha sus principales programas de aviones comerciales. Unas ayudas que Boeing cifra en 18.000 millones de dólares (13.690 millones de euros).

La realidad es que, tras los informes finales que denuncian las prácticas irregulares de ambas partes y una batalla legal que ha durado siete años, estadounidenses y europeos tendrán que volver a sentarse a dialogar y pactar nuevas condiciones para el sector aeronáutico si quieren evitar un nuevo cruce de pleitos, largo y costoso, que a la larga puede beneficiar a sus rivales de China, Brasil o Canadá.