Zara, Mango y Desigual remiten 70.000 paquetes a internautas al mes

La venta de moda española en internet eleva un 50% los envíos internacionales

DHL, el transportista de paquetería urgente, ha detectado en su red española un crecimiento exponencial en 2011 de los envíos de moda española a todo el mundo, con Francia como destino estrella. Zara, Mango, Desigual o Camper remitieron en enero último unos 2.300 paquetes diarios como consecuencia de las ventas de sus productos por internet.

La evolución de los envíos de paquetería urgente es uno de los indicadores más fieles y sensibles del estado de salud de la economía de un país. Si atendemos a este termómetro, España es un enfermo de cierto cuidado. Durante el ejercicio de 2011 el mercado doméstico de envío de paquetes se contrajo un 6%, y ya es el cuarto año que la tendencia es señaladamente negativa.

Todos los síntomas del paciente, sin embargo, no son pesimistas. Desde 2008 una empresa con fuerte peso en este tipo de transporte, como es DHL Express, ha pasado de mantener un negocio que realizaba dos tercios de sus movimientos en el interior de España a otro escenario en el que el mercado internacional supone el 45% de la actividad. El mercado doméstico se contrae, pero a la vez la actividad de envío y de recepción internacional de paquetería ha experimentado un importante crecimiento de hasta el 50%.

La cifras son elocuentes: el número de paquetes que se enviaron el año pasado desde España a cualquier parte del mundo a través de DHL Express creció un 16% en comparación con 2010. Como expresión de que incluso en el tráfico de exportación también está presente la crisis, el peso de cada envío menguó en promedio un 6,7%.

En sentido inverso, la cifra de paquetes que, desde cualquier parte del mundo, tuvieron como destino España en la red de DHL registraron un aumento del 8,2%. El peso medio por envío también menguó, pero tan solo un 0,4%, un porcentaje significativamente menor que el registrado en las exportaciones.

Felipe Corcuera, director general de DHL Express para España y Portugal, no es optimista en cuanto a la recuperación del mercado de paquetería en el interior de España. "La actividad está por los suelos y los precios de los envíos no dan para cubrir los costes".

Según su percepción, en este momento "no hay indicios de una reactivación de la actividad en la economía doméstica nacional". Explica también que un dato que muestra la profundidad del parón es el tamaño de los paquetes que se envían. "Cuanto más pequeños, más baratos; y en cuestión del control de los costes tanto los particulares y profesionales, como las empresas, son inflexibles".

Corcuera, no obstante, ve una luz en medio de un oscuro panorama. Se refiere con pasión al fenómeno que se está produciendo "en el mundo de los envíos urgentes desde España hacia todo el mundo, con las compras o ventas de moda española por internet como principal motor de expansión".

De todos los envíos realizados por la red de DHL Express desde España a cualquier país, las correspondientes a mercancías adquiridas por medio del comercio electrónico en 2010 se situaron en el 6%. Solo un año después este porcentaje se había disparado hasta el 14%.

Según Corcuera, el fenómeno se justifica y sustenta en la apuesta que desde hace año y medio han realizado las principales firmas de moda española por la venta a través de internet. Menciona específicamente a Zara, Mango, Desigual y Camper.

A la cabeza de "esta revolución" se sitúa el grupo Inditex, que "ya transporta tanta paquetería con DHL con destino a su propia red de distribución y de tiendas como hacia los domicilios de los internautas que han adquirido prendas de la marca gallega en sus páginas web". Corcuera asegura que en enero último Inditex remitió unos 1.300 paquetes diarios a casas particulares de compradores por internet".

Corcuera señala que las empresas españolas de moda "han ganado liderazgo en la venta en red. Están muy por delante de sus competidores y tienen una gran imagen a nivel mundial". Francia, Alemania y Canadá son los principales destinos de esta nueva forma de venta de moda.

El directivo de DHL explica que el envío de paquetes como consecuencia de compras en la red tiene una gran complejidad. Por ley, el comprador puede rechazar el producto hasta el mismo momento en que se le entrega, "Este hecho genera una incertidumbre grande en los fabricantes y complica la gestión del envío y la entrega".

Además, la entrega a domicilio resulta muy compleja. Por ello se pide al internauta un teléfono de contacto para asegurar que se le encuentra al primer intento. Para simplificar el proceso se están desarrollando otros puntos de entrega, con taquillas en lugares señalados, a las que accede el comprador con un código de venta.

Las cifras

16% es el incremento del número de paquetes enviados desde España a todo el mundo en 2011

5.000 vehículos utiliza DHL en su red desde España. Su flota de aviones para conectar la península Ibérica es de 13 aparatos.

DHL, distribuidor de libros

La distribución de libros comprados en internet desde Latinoamérica es otra área de crecimiento que se detecta en la red de DHL. Junto a esta actividad también se percibe el fuerte crecimiento de la exportación de pequeña máquina herramienta desde el País Vasco. Por países, el principal receptor de paquetería procedente de España es Francia. El volumen de envíos hacia el vecino del norte es el doble que el que se remite a Alemania y Reino Unido. Italia, Holanda, Polonia, Portugal, Bélgica, Austria y Suecia son los siguientes receptores en cantidades decrecientes. El principal receptor en países extracomunitarios es EE UU. El volumen de envíos, sin embargo, se sitúa al nivel de Suecia, y es 10 veces menor que el que se remite a Francia. Suiza, China, Turquía y México son los siguientes en la lista.