Se oponía la derecha

Suiza rechaza por amplia mayoría aumentar las vacaciones de 4 a 6 semanas

Las autoridades informaron de que todos los cantones rechazaron la propuesta -incluidos los latinos que era más proclives a aceptarla- por lo que la iniciativa fue "ampliamente rechazada", aunque aún no informaron de los porcentajes exactos.

La propuesta Seis semanas de vacaciones para todos tenía el apoyo de las formaciones de izquierda y de los sindicatos, pero contaba con la firme oposición del empresariado y de los partidos de la derecha, mayoritarios.

Los que apoyaban la iniciativa argumentaban que un tercio de la población activa suiza sufre de ansiedad y fatiga, una situación que según ellos disminuiría con más vacaciones, y pedían que los trabajadores se beneficien del aumento de la productividad, que en los últimos años progresó cinco veces más que los salarios.

Por su parte, los críticos afirmaban que en tiempos de crisis la propuesta es inaudita, esgrimían que la imposición de las seis semanas sería inasumible por las pymes -el 88% de la empresas suizas tienen menos de diez trabajadores-, y que lo único que crearía sería más estrés en los trabajadores que se encontrarían con el trabajo acumulado al volver de vacaciones.