Análisis apertura

Ibex 35, siete meses en lateral

Esta semana voy a dedicar el análisis semanal al Ibex 35, que hace bastante tiempo que no pongo nada de él, aunque por otra parte tampoco es que haya hecho gran cosa desde septiembre del año pasado a parte de moverse en un amplio lateral.

Como comenté en el último análisis en enero, destaca en el gráfico mensual las largas sombras que ha dejado por debajo de los 8000 puntos, lo que nos advierte de interés comprador por debajo de ese nivel, pero el mes pasado hemos tenido la cara opuesta de la moneda, ya que en febrero se acercó a los 9000 puntos y el cierre se produjo por debajo de los 8500, lo que nos avisa de interés vendedor en esos niveles, por tanto podríamos decir que estamos en un lateral entre los 8000 y los 9000 puntos en el que por el momento se han dado más ataques bajistas que alcistas, dato a tener en cuenta tras el cierre de ayer en los 8161.8 puntos, ya que si finalmente se rompiera por abajo sería de esperar una extensión de las caídas bastante fuerte y rápida.

Los niveles de resistencia en el gráfico mensual se ven muy claros y van cada 1000 puntos entre los 9.000 y los 12.000 puntos, los soportes en cambio son algo más difusos, pudiendo fijar la primera zona entre los 7500 y los 7750, otra en los 6800-7000 y otra en los 5400, siempre hablando de niveles de muy largo plazo.

Si bajamos a un gráfico semanal para afinar un poco más el análisis, vemos como tiene el soporte clave para el largo plazo en los 7500 puntos, nivel donde coinciden los mínimos del 2011 con la directriz alcista que sale de unir los mínimos de los años 2002 y 2009, perder esa zona sería muy peligroso ya que abriría el camino para irnos a los 6700 puntos e incluso para la vuelta a los mínimos de 2009.

Por arriba hemos dejado resistencias en los 9000 y en los 9300 puntos, solo por encima de estos niveles estaríamos rompiendo la sucesión de máximos y mínimos decrecientes y podríamos esperar nuevas subidas, aunque en los 10.000 puntos de nuevo tendríamos una durísima resistencia al coincidir en ese nivel una resistencia natural del índice con la media de 200 semanas y con la directriz bajista que sale de unir los máximos de abril de 2008, enero de 2010, febrero y abril de 2011, una directriz que tiene ya cinco toques, lo que la refuerza notablemente.

Si miramos un gráfico diario para ver los niveles de más corto plazo, vemos como el último máximo que ha hecho en febrero de este año cerca de los 9000 puntos se paró por debajo de ese nivel porque estaba la media de 200 sesiones. Fue tocarla y en seis sesiones había retrocedido más de 500 puntos, así que habrá que tomar nota para la próxima visita. Al cierre de ayer estaba en los 8800 puntos, así que mientras no se rompa nos irá presionando el precio a la baja en los rebotes.

La vela de ayer fue una karakasa que ha dejado una sombra por debajo del soporte de los 8120 puntos, lo que podría indicar interés comprador en esa zona, aunque tras una vela negra tan grande como la del martes mejor esperar la confirmación con una vela blanca o ajustar mucho los stops por si se pierden esos mínimos, ya que por debajo no hay soportes hasta el cierre del hueco del 28 de noviembre en 7763 puntos y los mínimos del 2011 en los 7500.

Resumiendo, el Ibex 35 se mueve de forma lateral desde agosto del año pasado en una zona en la que sería muy peligroso que perdiera los mínimos. Mientras aguanten los 7500 puntos podemos confiar en que pueda hacer un suelo en esos niveles, pero por debajo de ellos se abrirían las puertas a mayores descensos que deberían ser violentos teniendo en cuenta la energía potencial acumulada en ocho meses de lateral. Por arriba no podemos respirar tranquilos mientras no se superen y consoliden los 8800-9000 puntos, aunque aún por encima de esos niveles tiene niveles de resistencia importantes. Quizás lo mejor que le podría pasar mientras se mantengan las turbulencias actuales es que siguiera en lateral.