Informe

Buenas perspectivas para las fusiones y adquisiciones en 2012

El 2011 fue un buen año para las fusiones y adquisiciones. A nivel global, estas operaciones sumaron un total de 2,18 trillones de dólares, el importe más alto desde 2008, según un informe publicado por el despacho de abogados Clifford Chance.

Las fusiones y adquisiciones crecieron el año pasado un 12,6% en Norte América y un 4,8% en Europa. Las operaciones transfronterizas de este tipo subieron un 41,5% a nivel global en 2011, siendo los sectores de energía, minería e infraestructuras son los que más se decantaron por ellas. Estos son algunos de los datos que se desprenden del informe Global M&A Trends, publicado por el despacho internacional de abogados Clifford Chance.

De acuerdo con ese estudio, las perspectivas para las fusiones y adquisiciones en este 2012 son buenas, a pesar de la inestabilidad económica global. Según José María Fernández Daza, de Clifford Chance, a final de 2011 el interés en el sector decreció ligeramente con respecto a la primera mitad del año por las circunstancias del mercado. Sin embargo, Fernández Daza es optimista de cara al futuro: "La tendencia a la baja en las valoraciones de las compañías conduce a que aparezca un mayor interés por el lado del comprador, de manera que probablemente veremos un mayor número de operaciones".

El informe del bufete prevé que los procesos de negociación de 2012 se caracterizarán por ser largos y por tender a las medidas proteccionistas. Además, desde Clifford Chance vaticinan que aumentará el control de las autoridades y que muchas fusiones y adquisiciones se verán afectadas por la incertidumbre de los diferentes entornos políticos (elecciones en Estados Unidos y Francia y la transición de líderes en China).

Por sectores, el energético, la minería y las infraestructuras se perfilan como los más susceptibles de realizar inversiones en mercados emergentes.

José María Fernández Daza concluye que para el 2012 se espera que "una mayor estabilidad en los mercados y el decrecimiento del riesgo político provoque un estímulo en compradores y vendedores". Aunque recuerda que se seguirán realizando otras operaciones como alianzas estratégicas o intercambios de activos.