En el último año perdió 594.000 euros

Valentino disuelve su filial española por las sucesivas pérdidas

La casa de moda Valentino disuelve voluntariamente su filial en España. Una situación a la que se ha visto obligada tras las sucesivas pérdidas que acumula Valentino Fashion Group España. En el último ejercicio, la filial registró unos números rojos de 594.000 euros, cuando sus ventas solo superaron ligeramente los 665.000 euros y situó en negativo su patrimonio neto.

Muy pocos son los diseñadores capaces de tener un color que lleve su nombre. Sin embargo, el rojo Valentino se convirtió hace años en el signo distintivo de la casa de costura italiana. Pero ni los emblemas son suficientes para evitar que la crisis pase factura a una de las firmas más reputadas del mundo de la moda.

La filial española del grupo, Valentino Fashion Group España, acaba de solicitar su disolución voluntaria, según figura en el Registro Mercantil de Madrid. Por el momento, la empresa italiana no confirma si la disolución de la sociedad va a conllevar el cierre de sus establecimientos en España, ya que no ha respondido a la solicitud de información por parte de este periódico.

Valentino, controlado en un 70% por la firma de capital riesgo Permira, cuenta actualmente con tres establecimientos en España: en Puerto Banús (Marbella), en la calle Ortega y Gasset (Madrid) y en el paseo de Gracia (Barcelona). La disolución de la sociedad coincide además con los rumores que en las últimas semanas apuntaban una inminente oferta del grupo Puig para hacerse con el control de la firma milanesa.

A la cabeza de la filial española estaba, desde mediados de 2011, Mario Rinaldi. Bajo su presidencia, el grupo encabezado por Permira decidió echar el cierre en España a una de sus filiales, la firma de ropa Marlboro Classic, que hasta 2011 contaba con dos tiendas en Madrid y Barcelona.

El principal motivo de la disolución serían los negativos resultados de la filial a lo largo de la última década. En el último ejercicio -concluido el 31 de marzo de 2011-, Valentino Fashion Group España obtuvo unas pérdidas de 594.000 euros. Una cifra que prácticamente alcanza la facturación de la división, que ese mismo año ascendió a 665.000 euros.

La filial de Valentino reconoce en la memoria del citado ejercicio que acumula un resultado negativo de años anteriores de más de 2,8 millones de euros. Una negativa situación financiera que le lleva a tener, según consta en el citado balance, un patrimonio neto negativo por valor de 2.194 euros.

En concreto, apunta pérdidas desde el ejercicio 2002 (no contabiliza ninguno anterior), cuando los números rojos superaron los 60.000 euros. Valentino Fashion Group España también apunta que su capital está integrado por 100.000 acciones con un valor nominal de dos euros cada una.

La vida de la empresa tras el adiós del diseñador

Han pasado cuatro años desde que el diseñador Valentino Clemente Ludovico Garavani dijera adiós al mundo de la moda. Se despidió en la Semana de la Moda de París y abrió una nueva etapa en la firma que lleva su nombre. Una etapa complicada, no solo por la marcha del diseñador que la puso en marcha y la dio nombre, sino además por la exigencia de resultados y el control que sobre ella ejerce el grupo de capital riesgo Permira. Una firma de inversión que también controla la mayor parte del accionariado de Hugo Boss, una firma que nada tiene que ver con el estilo Valentino. La creatividad de esta última está ahora en manos de dos diseñadores Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli quienes, procedentes de Fendi, que llegaron a Valentino en 1999 para hacerse cargo de sus complementos.