No existía posición de dominio

La CNC da la razón a Altadis en su disputa con Conway

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha cerrado la disputa que desde hace años mantenían Conway (antes McLane) y Altadis (la antigua Tabacalera) dando la razón a esta última.

Con la resolución, fechada el 2 de febrero de 2012, la CNC resuelve un contencioso que se remonta a 1996 y por el que McLane "exigía a Tabacalera que le suministrara su mercancía, independientemente de que sus capacidades de logística fueran o no las adecuadas", según explica la filial de Imperial Tobacco a través de un comunicado. Altadis asegura que los principales aspectos en los que el consejo de la CNC fundamenta su decisión se centran en la libre decisión del fabricante para la elección del distribuidor, en la liberalización del mercado y que no existía posición de dominio.

Según la tabaquera, el análisis de las cuotas de mercado demuestra que gran parte del porcentaje de los cigarrillos vendidos en España corresponde a compañías de tabaco "con libertad de elegir el distribuidor que deseaban utilizar para la entrega de sus productos a los minoristas autorizados". En relación con la liberación del mercado, señala que desde 1996 la regulación del mercado de tabaco ha cambiado "sustancialmente", sin que existan barreras de entrada para la fabricación y distribución mayorista de tabaco.

Además, la compañía sostiene que no tiene posición de dominio en el mercado desde febrero de 2003, por lo que "no estaba en posición de bloquear la entrada en el mercado español de distribución de Conway o de cualquier otro distribuidor por denegar el acceso a los productos de Altadis".

La filial de Imperial Tobacco se felicita por esta resolución y celebra que "este largo conflicto se haya cerrado finalmente de manera favorable para los intereses de la compañía".