Juan Roig asegura que "hay que imitar la cultura del esfuerzo de los bazares chinos"

Mercadona creó 6.500 empleos en 2011 con un alza del beneficio del 19%

Juan Roig, presidente de Mercadona, sacó ayer pecho. En la presentación de los resultados de 2011 de la compañía, calificó el ejercicio como muy satisfactorio. La cadena de supermercados facturó 17.831 millones (un 8% más) y ganó 474 millones (el 19% más). Y fue la empresa de España que más empleo creó. Contrató a 6.500 personas, hasta dejar la plantilla en 70.000 trabajadores

Mercadona creó 6.500 empleos en 2011 con un alza del beneficio del 19%
Mercadona creó 6.500 empleos en 2011 con un alza del beneficio del 19%

No hay más remedio que cortar el despilfarro, cuanto antes lo hagamos, antes saldremos de la crisis"; "yo habría ido mucho más allá en la reforma laboral"; "España tiene que desincentivar el paro"; "tenemos que imitar la cultura del esfuerzo con la que trabajan los 7.000 bazares chinos que hay en España". Estas fueron algunas de las frases que el presidente de Mercadona, Juan Roig, desgranó ayer en la presentación de resultados de la cadena de supermercados en 2011.

Un año que calificó como satisfactorio a la vista de que la empresa cerró el ejercicio con unos resultados de 474 millones de euros y unos ingresos de 17.831 millones. Pero quizá la cifra más espectacular es la de 6.500 nuevos empleos que la empresa creo el año pasado, que la sitúa como la firma española que más empleo creó el pasado ejercicio. En Mercadona trabajan ya 70.000 personas, merced a que el año pasado contrató a 20 personas al día.

En una presentación multitudinaria -la expectación ante sus palabras crece año a año a la vista de la contundencia de sus previsiones sobre la economía real-, Roig fue pasando revista pormenorizada y sistemática a la mayor parte de los problemas que atenazan a la economía española. Habló del paro, del que dijo que es imprescindible desincentivarlo; habló de los recortes, de los que aseguró no ser partidario. Habló de absentismo, uno de los principales problemas a su juicio de la economía española, y habló de esfuerzo y responsabilidad. Al tiempo que pidió acabar con el despilfarro de dinero que generan las Administraciones públicas en España. "Lo tenemos de todos los colores, es insostenible y tendremos que cortarlo. En la medida y en la profundidad que se haga, saldremos antes de la crisis".

Como corolario a su intervención y parafraseando a Kennedy, dijo que cada español debe responder a la pregunta de "¿qué es lo que vamos a hacer cada uno de nosotros por España en 2012?". Roig tuvo que lidiar en todo momento con el arquetipo de gurú que le han otorgado durante los últimos años sus palabras sobre la crisis. "No tengo una bola mágica, no soy adivino. Soy realista y tengo claro que, como decían nuestros padres, no es posible gastarse más de lo que tienes, y de ello en mayor o menor medida tenemos responsabilidad en el problema los 47 millones de españoles.

"En España", continuó, "se han derrochado muchos recursos. Se han otorgado una gran cantidad de subvenciones improductivas y ha cuajado la cultura del absentismo. Hoy hay un millón de personas que no han ido a trabajar y eso es inmanejable e insostenible", subrayó. En paralelo, criticó las obras públicas faraónicas que ilustran el derroche del sector público, "cubierto una y otra vez con déficit y más déficit".

"Y ahora toca tomar medidas. Soy partidario decidido de acabar con el derroche y elevar así la productividad". "La crisis durará el tiempo que se tome todo el mundo en aplicar el cambio radical que necesitamos. Es urgente que el nivel de vida y la productividad se equilibren en España". Y si los 47 millones de españoles lo hacemos "nos sobra el dinero para salir de la crisis".

Y de inmediato citó algunos ejemplos de lo que denominó "medidas desincentivadoras del gasto"... Entre ellas subrayó la decisión adoptada por la gran distribución de cobrar por las bolsas de plástico en la caja. "Las empresas nos hemos ahorrado 300 millones el año pasado, el 0,02% de PIB. Las bolsas nunca se han regalado, pero ahora al tomar una medida desincentivadora del gasto, las reutilizamos, y ya no nos gastamos dinero en ella. Igual ha de suceder por ejemplo con la salud. En cada casa de este país hay una farmacia en un cajón", dijo.

"Este año la memoria ha sido un euro más cara"

Roig repartió ayer la memoria de Mercadona de 2011 y casi pidiendo disculpas dijo que había sido un euro más cara que la de 2010. "Hemos puesto un espejo en la portada para que al consultarla, el lector se vea a sí mismo debajo de las frase Cultura del esfuerzo y del trabajo. El éxito depende de mí. Pensamos que así involucramos y convencemos al que nos lea que el cambio y la recuperación depende de uno mismo", dijo.

En base a este esfuerzo, la compañía prevé facturar 19.100 millones, un 7% más, abrir 60 tiendas, crear 2.000 puestos de trabajo y ganar 490 millones. También será el de la internacionalización, "dependiendo de las oportunidades que encontremos nos instalaremos con nuestra marca o con otra, bien en Francia, Italia, Bélgica o Portugal. En todo caso, tenemos claro que nos adaptaremos al mercado que encontremos", indicó.