Jornadas del grupo del Partido Popular Europeo

Rajoy: la reforma laboral era obligada para acabar con el "pesimismo" y la "desesperación"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido hoy la reforma laboral que ha aprobado esta misma mañana el Congreso de los Diputados y ha recordado que su "obligación" era ponerla en marcha para acabar con el "pesimismo" la "desesperación" y las dudas, sobre todo, de los jóvenes.

Mariano Rajoy saluda a Jaime Mayor Oreja en presencia del presidente del Gobierno balear José Ramón Bauzá
Mariano Rajoy saluda a Jaime Mayor Oreja en presencia del presidente del Gobierno balear José Ramón Bauzá

Durante su intervención en unas jornadas organizadas en Palma por el grupo del Partido Popular Europeo en el Europarlamento, Rajoy ha expresado su respeto a las posiciones contrarias a esta reforma.

"Lo respeto profundamente -ha dicho-, pero estamos en el año 2012, las leyes laborales datan de hace más de 30 años, y yo, como presidente del Gobierno de España, tengo la obligación, y así lo siento, de adoptar una reforma laboral que esté en el mundo que vivimos".

Una reforma, ha añadido, que sirva, "como servirá a poco que se recupere la actividad económica, para crear empleo y terminar con el pesimismo, la desesperación y las dudas de muchísimos jóvenes españoles que no saben lo que puede pasar en el breve tiempo".

Por eso, su Gobierno ha planteado esta reforma que esta misma mañana el Congreso ha aprobado con una "sólida" mayoría parlamentaria, ha agregado Rajoy.

A su juicio, la nueva normativa equipara el mercado laboral español al de la mayoría de sus socios europeos para "frenar" la destrucción de empleo y favorecer la creación de puestos de trabajo, especialmente entre los más jóvenes.

"Queremos asegurar que nuestra generación más cualificada y avanzada pueda integrarse en el mercado laboral y asegurar con sus conocimientos y preparación nuestra prosperidad futura", ha concluido.