Apertura de la Bolsa de Nueva York

De nuevo mirando a Grecia

Se espera una apertura bajista en Wall Street, continuando con la corrección iniciada el viernes ante la incertidumbre creciente sobre el resultado del canje de bonos entre los acreedores privados y el gobierno griego. Es posible que esta incertidumbre continúe hasta el jueves, fecha en la que se debería saber el porcentaje de aceptación a partir del cual quedará claro el escenario a seguir.

Se especula con que el grado de aceptación de los acreedores sea bajo, lo que hará que el gobierno griego les obligue por decreto a su aceptación lo que a su vez podría disparar la ejecución de los CDS creando una cadena de consecuencias impredecibles. Hay miedo de que este escenario acabe afectando a España e Italia, economías mucho mayores que la griega y que podrían generar nuevas tensiones en la crisis europea.

El dinero depositado en el BCE sube un día más hasta un nuevo récord de 827.500 millones de euros, lo que se contradice con las palabras de algunos mandatarios del Banco Central europeo que afirmaban ayer que el dinero se estaba filtrando a la economía real. El BCE debería tomar medidas urgentes para impedir que los bancos sigan con esta práctica.

En el frente macro ayer se público el ISM de servicios que subió desde 56.8 hasta 57.3, más de un punto por encima de lo esperado. A pesar de que el dato era mucho mejor de lo esperado, las bolsas estaban ayer en la dinámica y apenas tuvo en cuenta durante unos minutos.

También ayer se publicó una bajada de los pedidos a fábrica del 1%, que es menor de la bajada esperada del 1,5%. Quitando la partida de transportes la bajada es del 0.3%.

Hoy se ha publicado el informe ICSC de ventas semanales de cadenas comerciales que ha subido un 1,3% en la semana y un 1,7% interanual. El índice Redbook por su parte ha salido con una subida del 0,1% y la tasa interanual subiendo un 3%.

Hoy publicará resultados Stage Stotres, que se espera queden en beneficio de 1.07 dólares por acción.

En cuanto a noticias corporativas, Qualcomm a anunciar una subida del dividendo trimestral del 16% y además la puesta en marcha de un programa de recompra de acciones por valor de 4000 millones de dólares. De momento en preapertura sube tan sólo un 0.3% a pesar de las buenas noticias.

El euro está rompiendo en su cruce frente al dólar los mínimos de ayer y lo que es peor la directriz alcista que une los mínimos de enero y febrero de este año lo que puede provocar más caídas hasta la siguiente zona de soporte situada entre 1.2980 y 1.3030. La incertidumbre en la aceptación por parte del sector privado de la quita los bonos griegos le puede seguir afectando hasta que el jueves se sepa el grado de aceptación que ha tenido. En función de lo que ocurra el jueves podemos tener un fuerte rebote un nuevo desplome buscando los mínimos anuales.

El petróleo WTI en su vencimiento de abril se mantiene cae más de un 1% en preapertura bajando a buscar apoyo en el soporte de los $105 por barril. Por arriba las resistencias siguen estando en 110 y 115 dólares.

Desde el punto de vista técnico, el Mini SP ha bajado en la mañana europea en buscar soporte en la media exponencial de 20 sesiones situada en 1353 puntos, nivel en el que se ha parado por el momento. Entre 1350 y 1353 tenemos una zona de soporte formada por los mínimos de los últimos 11 días, por lo que perder la podría suponer una rápida caída a la zona comprendida entre los 1330 y los 1333. Llevábamos 50 sesiones sin ninguna corrección de más de tres o cuatro días, por lo que tampoco hay que extrañarse porque se corrija esta sobrecompra.

Por arriba tenemos resistencias para hoy en los 1358-1360 puntos, 1370 y 1377.