"No existe el activo libre de riesgo"

Abante prevé pasar de 1.000 a 2.000 millones de activos bajo gestión en cinco años

Abante Asesores, entidad financiera independiente, cumplirá el próximo 8 de marzo su primera década. Santiago Satrústegui, presidente de la firma, define los últimos cinco años, los de la crisis, como "muy complicados", en los que ha quedado patente que "Europa no ha hecho los deberes" y que "el activo libre de riesgo ya no existe".

A pesar de las dificultades vividas en los mercados, Abante ha conseguido recuperar terreno, de tal forma que los activos bajo gestión han superado de nuevo los 1.000 millones de euros, que es el pico que alcanzaron en 2007, antes de que estallara la crisis. Ahora, con vistas al futuro, la firma confía en duplicar el volumen en los próximos cinco años.

El crecimiento que pretende Abante será orgánico. "Las oportunidades orgánicas si tenemos paciencia son muy interesantes; tardaríamos más que si hiciéramos una adquisición, pero somos una compañía con mucho potencial y con más ocasiones ahora que antes, explicó Santiago Satrústegui. "Seguiremos atentos a lo que está pasando, pero nosotros tenemos un modelo muy concreto; si hay alguien que piensa como nosotros podríamos buscar la fórmula para asociarnos", añadió.

El presidente de Abante adelantó que en breve se abrirá una oficina más y se contratarán 20 personas en los próximos tres meses. En la actualidad, la firma tiene una plantilla con 70 trabajadores, entre los que se encuentran los tres socios fundadores más otros 11 que se han ido incorporando, tres oficinas -el objetivo es llegar a entre 5 y 10- y 3.500 clientes nacionales e internacionales.

En cuando a cuál sería el mejor modelo de inversión en el momento actual, Joaquín Casasús, socio fundador de Abante Asesores, dijo que una cartera diversificada. "A corto plazo es un riesgo invertir con la noticia", dijo. En general su visión en los mercados es optimista. Por su parte, Santiago Satrústegui descartó que la mejor idea de inversión sean los depósitos.