Creen que se potenciará el canal de internet

La banca augura más recortes de plantilla y oficinas

Los principales directivos del sector financiero español prevén más recortes de plantilla y oficinas. Consideran que el futuro de la banca pasa por el auge del negocio por internet.

Los directivos reunidos en el foro Encuentro Internacional Bankia 2012 están convencidos de que la banca española vivirá una importante reducción de oficinas y empleados. "El exceso de capacidad es un problema serio", ha afirmado la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. "Se van a tener que cerrar muchísimas oficinas y muchos empleados bancarios se quedarán sin trabajo". Dancausa ha señalado que el futuro de la banca pasa por el negocio por internet.

"Creo que el mapa de los próximos 12 meses será bastante diferente, con reducción de capacidad", confirmó el consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú. El directivo de Bankia fue el más agresivo a la hora de incidir en la necesidad de cerrar oficinas y ajustar plantillas. "Nos queda demasiada capacidad instalada. Muchas entidades no han hecho el ajuste necesario", ha subrayado Verdú. En tres años, se han cerrado 4.000 oficinas, un ajuste del 20%, y se ha reducido la plantilla en un 15%, ha explicado el consejero delegado de Bankia.

El consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, ha admitido que "es poco intuitivo seguir abriendo oficinas" en la situación actual. En este sentido, el directivo de Sabadell ha reflexionado sobre el error de la banca de seguir expandiendo capacidad, cuando los consumidores empezaron a volcarse en hacer transacciones por internet. Si bien Guardiola ha recordado que el mayor problema para la banca no es tanto el exceso de capacidad, como las "pérdidas y cómo afecta eso a la solvencia de las entidades".

El vicepresidente de Banco Popular, Roberto Higuera, ha cargado las tintas sobre las entidades más débiles, que "tienen que hacer un esfuerzo de reducción de costes, porque se les han caído los ingresos". Los cuatro directivos han coincido en señalar que es necesario un cambio de filosofía en la práctica del negocio, centrándose menos en grandes campañas promocionales y más en fidelizar al cliente.