Las ventas caen y dejan el acumulado del año en un descenso del 0,1%

Febrero enfría las esperanzas del automóvil

Enero fue un espejismo en el sector del automóvil español. La subida del 2,5% en las ventas del primer mes del año, en gran medida gracias al tirón de las empresas de alquiler, ha quedado anulada por la caída de un 2,1% de las matriculaciones en el mes de febrero. En lo que va de año, las compras de vehículos nuevos se situaron en 119.695 unidades, 60 coches menos que en el mismo periodo del pasado año, un 0,1% de descenso.

En febrero se registraron en la DGT 64.732 vehículos, 1.389 por debajo del mismo mes del pasado año, a pesar de que en esta ocasión, al ser bisiesto, los concesionarios estuvieron abiertos un día más. Algo, que según fuentes del sector, no es menor, pues un día más de ventas puede implicar aumentar hasta en un 8% la matriculaciones.

20 meses de caídas

Por canales de ventas, el de particulares, el más rentable y el que sostiene la facturación de los concesionarios, ha vuelto a sufrir un descenso y ya suma 20 meses consecutivos. La asociación de fabricantes, Anfac, y de concesionarios, Ganvam, alertaron ayer de que el mal comportamiento de los pedidos registrados durante el pasado mes anticipa nuevamente un mes de marzo con poca actividad en el mercado. Los particulares adquirieron durante febrero 29.539 coches, un 45,6% del total de los matriculados.

Pero si la falta de demanda por parte de las familias a la hora de comprar continúa siendo una fuerte preocupación en el sector, febrero ha sorprendido por el retroceso en la compra de vehículos por parte de las empresas, cuyas compras han descendido un 6,7%. Respecto a las rent a car, han continuado activas en la renovación del parque de cara a los meses de verano y han incrementado las ventas un 3,8% respecto a febrero de 2011, hasta 15.850 vehículos

En este contexto, el responsable del Grupo PSA en España, Rafael Prieto, solicitó ayer públicamente al ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, ayudas por parte del Gobierno para reactivar la demanda. La solicitud, realizada durante la entrega del premio al coche del año que ha recaído sobre el modelo 508 de Peugeot, no tuvo respuesta del ministro, que reiteró a los periodistas que un plan de reactivación de la demanda depende del Ministerio de Economía.

Anfac y Ganvam reiteraron ayer que la falta de compras está provocando un rápido envejecimiento del parque automovilístico español, con el efecto polutivo que conllevan los coches más antiguos y la degradación de la seguridad vial. De seguir a estos ritmos, en 2014 la mitad de los coches que circulen en España pasará de los diez años de vida.

Por su parte, la patronal de concesionarios Faconauto lanzó un mensaje de optimismo al recalcar que la caída de febrero está por debajo de la estimada. Además, consideran que ya han tocado fondo. Germán López-Madrid, presidente de Aniacam, que coincide en que el sector ha tocado fondo, solicitó igualmente un plan al Gobierno para rejuvenecer el parque.

Volkswagen y Peugeot encabezan las ventas

A dos meses del año, Volkswagen y Peugeot empiezan a despuntar como las marcas con más tirón. Si en enero la francesa ocupaba el primer puesto en ventas y Volkswagen el segundo, en febrero han invertido los términos. En el cómputo, Peugeot encabeza el ranking con 10.713 coches matriculados colocando dos modelos, el 207 -que será sustituido en breve por el nuevo 208- y el 308. Volkswagen se pone a 367 unidades de distancia gracias a las ventas de Golf y Polo.

Seat, del grupo Volkswagen, está quedándose descolgada a pesar de que ha quedado en cabeza en los años 2010 y 2011. No obstante, la marca española aspira a recuperar posiciones con el lanzamiento de varios modelos este mismo año. El tercer puesto lo ocupa Citroën que sitúa su modelo, C4, como el más demandado en España.

Los coches premium continúan con su buena aceptación, pues la mayoría de las marcas crecen a pesar de la atonía del conjunto del mercado que repite las cifras de 2011. Audi encabeza las ventas del segmento y entra en el top ten compitiendo con las generalistas. Vende en lo que va de año un 12,7% más que en 2011, aunque BMW -que en los últimos días de febrero ha matriculado 2.000 unidades al renting- crece por encima de un 13,5%. Mercedes se distancia en ventas y crece un 6%. Por contra, Porsche, con sus modelos Cayenne y Panamera, aumenta un 14,4%. La japonesa Lexus continúa imparable, con porcentajes del 66%, mientras que Volvo matricula un 5% menos.