Nume, presentado en el MWC

Smartphones y tablets echan mano de los 'hackers killers'

El botín de los piratas informáticos rondó en 2011 los 400.000 millones de dólares, un fenómeno al alza por la mayor presencia de smartphones, convertidos a veces en puerta franca a información confidencial y que ha obligado a crear sistemas de protección como Nume, un 'hackers killers', según sus promotores.

Nume, que se ha presentado estos días en el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona, es un dispositivo de hardware de encriptación compatible con "bluetooth" (o cable) con la mayoría de smartphones, tablets y ordenadores que imposibilita interceptar la comunicación.

Físicamente es similar a un móvil de tamaño medio que el usuario debe llevar encima o tener cerca cuando habla por teléfono, envía un sms o e-mail o utiliza su tablet.

El director general de la empresa que comercializa Nume, CTS, el ruso Anatoly Klepov, asegura que un caso de espionaje como el sufrido entre otros por la modelo Kate Moss o la actriz Sienna Miller por parte de algunos periodistas sin escrúpulos del ya extinto tabloide inglés "News of the World" o el robo remoto de fotos del móvil de Scarlett Johansson sería "imposible" con este sistema de encriptación.

Klepov, cuya empresa comercializará Nume a partir de mayo en España (a 900 euros la unidad) remarca que la gente no es consciente de la gran información que pone al descubierto por medio de las redes sociales, una situación que se amplifica con los dispositivos móviles.

En este sentido, afirma que Nume no es únicamente para "famosos y multimillonarios", sino para el "ciudadano final" que quiera garantizar que sus comunicaciones "no sean violadas".

"¿Alguien invitaría a su casa a todos los 'amigos' que tiene en Facebook o solo a los que conoce?", se pregunta este experto en criptografía que trabajó para organizaciones estatales y comerciales en la antigua URSS y actualmente para Rusia, un país en el que reconoce que algunos "hackers" llegan a "ganar" hasta 30.000 dólares al día, robando datos, o utilizando el número móvil de teléfono de otras personas para hacerse pasar por ellas y hacer creer a sus familiares que necesitan dinero porque se encuentran en apuros.

Actualmente, la piratería de datos a través de dispositivos móviles ha llegado a tal grado que muchos representantes que trabajan con "información sensible" de grandes multinacionales optan por no llevar un smartphone o su portátil cuando viajan al extranjero para evitar el rastreo de sus dispositivos sin que ellos sean conscientes.

Klepov asegura que los expertos que han analizado el algoritmo que CTS -empresa fundada en 2003 en Suiza- utiliza para encriptar la comunicación a través de Nume se han visto incapaces de "abrirlo" por lo que asegura es una garantía de seguridad "para siempre".

También en el marco del MWC, Kaspersky Lab ha presentado una protección avanzada para tu tableta Android, tanto contra el software malicioso y fraudulento como para proteger los datos personales, en caso de robo o pérdida del dispositivo, o todos los tipos de actividad cibercriminal específicamente diseñados para atacar este sistema operativo.

Vicente Díaz, analista del Kaspersky Lab, afirma que muchos usuarios creen que sus smartphones o tablets son dispositivos "ajenos" al mundo de la informática y los virus. "Estamos todavía en una época de adaptación, en donde la gente no es tan desconfiada como ante un ordenador", señala este experto.

Así, una de la puertas de entrada de virus y troyanos en estos dispositivos son las aplicaciones, en las que los "hackers" introducen códigos maliciosos. En algunos casos son "apps" (aplicaciones) ya existentes, afirma Díaz, que se encuentran en la propia tienda de Android y que aparecen ante el usuario como un juego u otro servicio normal. Sin embargo, los piratas han encontrado algún "punto débil" para incluir el código malicioso con el que acceder a los datos e información incluidos en el teléfono o la tablet.

En esta línea, la empresa Eset ofrece a sus clientes la Mobile Security, una aplicación de auditoría de seguridad para que los usuarios puedan determinar que "apps" o servicios de sus dispositivos móviles pueden resultar peligrosos, así como un sistema antirrobo que puede bloquear el móvil en caso de sustracción y conocer el número de tarjeta SIM que se introduzca en el mismo.

Esta aplicación estará disponible en la tienda Android a partir del mes de abril con un precio que va desde los 15 euros (versión estándar para una unidad) o "business" (77,8 euros, para cinco terminales), informa Javier Parra, programador de Ontinet.Com, empresa que representa a Eset en España.