Artículo semanal

Indra, buscando suelo

Esta semana quiero dedicar el artículo semanal a Indra, empresa dedicada a proporcionar soluciones y servicios tecnológicos en áreas tan diversas como el transporte y tráfico, energía, sanidad, servicios financieros o seguridad y defensa.

Es un valor tradicionalmente considerado defensivo dado el perfil de la compañía, con una rentabilidad por dividendo interesante (el 7,12% en los últimos 12 meses) que si bien se puede resentir algo en tiempos de crisis creo que tiene margen suficiente para mantenerse en niveles por encima del 5% con holgura. Recientemente ha presentado los resultados del 2011 con una bajada en ingresos del 6.7% y del beneficio del 4.4%. El beneficio por acción ha bajado desde 1.15¤ por acción a 1,11¤.

El motivo de traerla al análisis semanal es que tiene una estructura bajista bien canalizada que puede dar un interesante punto de compra un poco más abajo de los niveles actuales, aunque como siempre con las debidas precauciones en forma de stop por si no se cumple el pronóstico, ajustado al perfil de cada uno.

La acción desarrolló una impresionante tendencia alcista entre septiembre de 2002 y noviembre de 2007 que la llevó desde niveles cercanos a los 4 euros hasta casi 18, nivel a partir del cual ha venido moviéndose en fuertes tramos alcistas y bajistas que han formado un amplio canal bajista en el cual se encuentra ahora mismo muy cerca de su parte inferior.

El techo del canal bajista está bien definido por los máximos de noviembre de 2007, septiembre de 2009 y mayo de 2010 y el problema lo tenemos en el suelo del canal, ya que si trazamos una paralela del techo que pase por los mínimos de abril de 2009 vemos que se ha apoyado en ella en los mínimos marcados el año pasado en septiembre, noviembre y diciembre y que este año también la ha respetado, cerrando ayer mismo encima de ella. Lo malo es que hay un mínimo inferior al de abril de 2009 en octubre de 2008 que si trazamos ahí la paralela nos marca posible suelo en 8.90 euros, por lo que el canal podría dilatarse hasta esos niveles, pero es precisamente esta circunstancia la que me ha hecho elegir a este valor, ya que si llega hasta allí en una hipotética (y bastante probable dada la sobrecompra de las bolsas) corrección de los mercados, ese nivel estará muy cerca del soporte que forman los máximos de 2004 en 8.60 euros, por lo que tendríamos un nivel de entrada cercano a un soporte importante y con una sobrecompra muy alta en el valor.

Los niveles por debajo están por tanto en los 8,90-9,00 (por aquello del número redondo), 8,60-8,70 y 7,40-7,50, nivel que no debería perder si no quiere deteriorar mucho más su aspecto técnico. Por arriba tiene resistencias en 9,70-10,00, 11,00-11,20 y 11,50-11,60, nivel muy fuerte al haber sido soporte durante 2009 y 2010 y que posteriormente perdió el año pasado.

El actual tramo bajista arrancó en mayo de 2011 en 15 euros y ayer cerró en 9,54, lo que da muestra de la tendencia bajista del valor, pero ni todo sube eternamente ni baja eternamente, así que quizás en niveles de 8,90-9,00 euros se podría intentar entrar con una parte pequeña de la cartera buscando un rebote fuerte del valor como ya ha hecho en anteriores ocasiones y con una rentabilidad por dividendo (lo suele repartir en abril) que en esa zona rondaría el 7,5%, lo que da un cierto margen de maniobra.

Por debajo de 7,40 los siguientes soportes están muy abajo, en 6, 4,50 y 3,85-4,00, por lo que si se pierde ese nivel sería recomendable abandonar el valor y esperar mejor ocasión.