La ISDA rechaza la petición de los inversores

Veredicto: los CDS no se activarán en Grecia... por ahora

¿Sirven los CDS para algo? Parece que de poco, al menos en el caso de Grecia. La ISDA ha decidido que los seguros contra el impago de la deuda helena no se detonarán, al menos por el momento.

Sede del Banco Nacional de Grecia en Atenas.
Sede del Banco Nacional de Grecia en Atenas.

Los hedge funds no están pasando un buen momento en Grecia. El canje propuesto para reducir drásticamente la deuda helena les dejará unas pérdidas reales en sus inversiones cercanas al 75% y no podrán usar el paracaídas de los CDS para aminorar el golpe, al menos de momento.

Así lo ha decidido la institución que regula los credit default swap, los seguros que se contratan para defenderse de impagos. Responde a las siglas de ISDA (Asociación Internacional de Swaps y Derivados, por sus siglas en inglés) y en los últimos días había recibido dos llamadas a su puerta de inversores que pedían la activación de los cerca de 2.400 millones de euros en CDS por el caso griego.

En un veredicto que responde solo a lo preguntado, la ISDA ha decretado que no hay razón para detonar esos seguros. Los hedge funds pedían que se admitiera esa posibilidad porque su deuda ha sido subordinada a la de Banco Central Europeo (BCE), que ha obtenido un trato más ventajoso en la reestructuración, y porque, a su juicio, se ha producido un acuerdo entre Atenas y los dueños de la deuda griega.

La ISDA niega la mayor y lo hace por unanimidad de una institución donde se sientan JPMorgan, Morgan Stanley o Deutsche Bank. El organismo ha estudiado sus reglas y ha decidido que el trato al BCE no entra en la categoría de subordinación (un hecho que sí hubiera supuesto la detonación de los CDS) y que no ha recibido prueba alguna de un acuerdo entre Grecia y los bonistas que encuadre tampoco en los supuestos de un evento de crédito (las palabras mágicas que ponen en marcha la activación de los seguros).

Pero no todo está perdido para los dueños de los CDS. La ISDA deja claro que solo ha contestado a esos dos supuestos; que los inversores pueden seguir remitiendo sus cuestiones para que el organismo decida en cada caso. Y es que todavía el canje no está hecho. "La situación en Grecia sigue evolucionando y la decisión de hoy no afecta al derecho o la capacidad que tienen los participantes del mercado de remitir otras cuestiones", dice la ISDA. Sin embargo, lo más importante es lo que dice después: esta decisión "no prejuzga que pueda ocurrir, o no, un evento de crédito en Grecia más adelante".