Salón Internacional de la Seguridad

Todo lo necesario para armar y pertrechar a un ejército, en Sicur

La feria cuenta con lo último en materiales para fuerzas de seguridad.

La seguridad es un valor (y un derecho) que el ciudadano de a pie da por descontado. Sin embargo, pocas profesiones son tan exigentes en materiales y preparación como la de quienes velan por la defensa del prójimo y las propiedades. Ya sean guardias privados, escoltas o miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad el Estado, todos ellos alimentan un mercado que en 2010 facturó más de 3.300 millones de euros (un 4,5% menos que el anterior).

Ya pertenezcan al sector público o al privado, los profesionales del sector tienen hasta mañana una cita obligada en el Ifema de Madrid. Ese es el escenario del Salón Internacional de la Seguridad, dedicado también a la lucha contra el fuego y a la prevención de riesgos laborales.

Un paseo por el pabellón 10 del Ifema hará las delicias de los profesionales de la seguridad. La oferta es tan grande que, si se dispusiera de un cheque en blanco (o de un buen presupuesto), cualquiera podría armar, preparar y equipar a un ejército privado. Empezando por los uniformes, hay varias compañías, como Partenon, especializadas en su confección. También cuentan con expositor propio firmas que fabrican desde chalecos antibalas, máscaras y equipos antigás... hasta un equipo completo para vestir a un artificiero.

Lógicamente, el poder persuasivo del equipo se basa en el armamento. Empresas como Winchester, Lapua o Israel Military Industries (IMI) exhiben gran variedad de armas largas y cortas, así como complementos para estas (desde puntos de mira de precisión hasta sistemas acoplables de granadas multipropósito). Esta última compañía, por cierto, fabrica también tanques y sistemas aéreos de defensa.

El personal tendrá que desplazarse en vehículos especialmente preparados. Varias firmas exponen en la feria sus modelos, entre ellos incluso una motocicleta eléctrica capaz de alcanzar los 95 km/h.

La preparación nunca es suficiente para quienes deben enfrentarse a lo peor. Guardian Ltd. Israel ofrece cursos desde 1.800 euros en combate en zona urbana, conducción evasiva o krav maga, la defensa personal creada por el Ejército de dicho país.