Menos beneficio por extraordinarios

ACS dobla sus ventas y busca mayor rendimiento en Hochtief

ACS ha cerrado el primer ejercicio con Hochtief en sus cuentas apuntándose un alza notable en ventas, Ebitda y cartera. El beneficio ordinario sube un 9%, hasta 951 millones. El atribuible se resiente por menores extraordinarios.

Mucha más facturación, Ebitda y Ebit, y una cartera de obra colosal. Pero las cuentas de ACS presentadas esta tarde también reflejan la tarea pendiente de exprimir las posibilidades de Hochtief, que cierra el ejercicio con pérdidas por 160 millones.

Al cierre del primer año en que se contabiliza la integración global de la germana (desde el 1 de junio), las ventas de ACS se han alzado a 28.470 millones (un 99% más), de los que 14.882 millones vienen de los siete meses de aportación de Hochtief; el Ebitda es de 2.318 millones (62% al alza), y el beneficio ordinario avanza desde los 875 millones a 951 millones (8,8% más). Teniendo en cuenta extraordinarios, el beneficio atribuible es de 962 millones, lo que representa un retroceso del 27% respecto a los 1.313 millones de 2010, cuando se contabilizó la desinversión del 15,5% de Abertis.

En 2011 se han sumado plusvalías por 224 millones con la venta de autopistas, activos de energías renovables o líneas de transmisión hospitales, pero también se han dado provisiones por 76 millones como respuesta a los resultados negativos de Hochtief en el primer trimestre y se ha realizado un ajuste para neutralizar el beneficio neto que aporta Iberdrola (126 millones en 2011).

ACS 34,65 1,11%

La cartera del grupo asciende a 66.152 millones, cifra de la que el 81% se ha generado fuera de España. La reserva de contratos internacionales ha crecido un 338%.