Repartirá dividendo en 2012

Sacyr aprovecha las pérdidas para eliminar 'activos tóxicos'

Sacyr ha perdido 1.604 millones en 2011 por el impacto de la venta del 10% de Repsol y el deterioro de la participación en dos autopistas: radial 4 y AP-36. Las ventas caen por Vallehermoso y la construcción nacional. Pero el Ebitda aguanta y mejora el rendimiento bruto de explotación. La empresa propondrá a la junta una ampliación de capital liberada y este año se repartirá dividendo.

Carteles de Sacyr en su sede central en Madrid.
Carteles de Sacyr en su sede central en Madrid.

Sacyr no quiere hipotecas en el futuro y ha optado por reunir en las cuentas de 2011 varios tragos amargos que tenía que afrontar tarde o temprano. Un borrón y cuenta nueva que incluye el impacto negativo de la desinversión en Repsol (940 millones) y la valoración posterior del 10% que mantiene en la petrolera (208 millones); el deterioro de la participación en las autopistas radial 4 y Madrid-Levante AP-36 (445 millones), y provisiones entre las que destacan los 50 millones dotados ante un posible deterioro de la cartera inmobiliaria por la irrupción del stock de viviendas en manos de la banca. Estos golpes contra el resultado neto elevan las pérdidas del grupo a 1.604 millones, pero abren posibilidades de volver a beneficios de forma inmediata.

La empresa habla de ejercicio de prudencia y recuerda que habría ganado 106 millones de no ser por las citadas decisiones (el beneficio de 2010 fue de 204 millones).

El año 2011 se ha saldado con unas ventas de 3.949 millones, lo que conlleva un descenso del 18% por la contracción del negocio de promoción residencial y de construcción.

SACYR 2,50 0,32%

El Ebitda, de 553 millones, se presenta más resistente que la facturación y eleva el margen bruto hasta el 13,5%.

Dos de los hitos que destaca la compañía son la mayor internacionalización de su cartera y la reducción de deuda financiera en un 20%, hasta 8.831 millones. Un nivel en que la empresa se encuentra cómoda pese a querer reducir el endeudamiento corporativo, que está en 322 millones.

El presidente, Manuel Manrique, cha comentado a los analistas que propondrá una ampliación de capital liberada similar a la del año pasado, cuando entregó a sus accionistas 12,4 millones de títulos de un euro de valor nominal.

Y añade que los partícipes no se quedarán sin remuneración en 2012. En este sentido, se repartirá un dividendo a cuenta, a hacerse efectivo entre en tercer y cuarto trimestre, en el mismo orden del distribuido con cargo a 2011: 0,1 euros brutos por título.