Un 40% menos que en 2010

Acerinox reduce su beneficio hasta los 73,7 millones en 2011

Acerinox ganó 73,7 millones de euros en 2011, lo que representa un descenso del 40% con respecto a los 122,7 millones de euros de la compañía obtuvo de beneficio en 2010 debido, entre otros factores, al deterioro de los márgenes del sector industrial en el segundo semestre.

El fabricante de acero inoxidable ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la cifra de negocios se situó en 4.672,2 millones de euros, el 3,8% más, pese a que en unidades físicas las toneladas vendidas han sido muy similares.

La compañía explica que esto se debe principalmente al precio del níquel y a las mayores ventas durante el período del año en el que los precios se mantuvieron a más alto nivel, sobre todo en Estados Unidos.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 340,5 millones de euros, lo que consolida la recuperación iniciada en 2010.

Los efectos de la crisis deterioraron los márgenes del sector industrial en el segundo semestre y a pesar de la fuerte corrección, el mercado de los aceros inoxidables ha crecido un 2,9% en 2011, señala la compañía en un comunicado.

La generación de caja ha permitido a Acerinox mantener las inversiones previstas en el Plan Estratégico, la retribución al accionista y reducir el endeudamiento a 887 millones de euros.

De hecho, el Consejo de Administración de Acerinox ha acordado el pago de un segundo dividendo a cuenta del ejercicio 2011 de 0,10 euros por acción, que será abonado a los accionistas el día 4 de abril de 2012.

Para este año, la compañía espera que la buena situación del mercado americano y la reactivación que se está produciendo en Europa permitan afrontar "con optimismo" el primer semestre del año.

Todo ello, junto con una entrada de pedidos que continua firme en el mes de abril, da muestras de optimismo también para el segundo trimestre de 2012.