Grandes niveles de "autoconfianza"

El 94% de las empresas familiares prevé mantener las ventas este año

El 94% de las grandes empresas familiares prevé que en 2012 sus ventas mejoren o igualen a las de 2011, porcentaje que en el caso de beneficios se sitúa en el 83%, lo que muestra grandes niveles de "autoconfianza" pese a la crisis, según un informe del IE Business School y Signium International.

El estudio, hecho público ayer, ha sido elaborado en base a entrevistas realizadas entre septiembre y octubre de 2011 a propietarios y directivos de más de 200 compañías familiares y que facturan más de 200 millones. Todos los entrevistados opinan que el entorno socioeconómico de España en la fecha de las entrevistas era igual o peor que en el año anterior, y un 78% apuntó que era "claramente peor". En su opinión, los aspectos más preocupantes para el desarrollo de la actividad empresarial son la dificultad de acceso al crédito y la regulación laboral (27%), la incertidumbre y las dificultades derivadas del entorno político y económico internacional (17%) y el sistema fiscal (12%).

El 63% señaló que en 2011 sus ventas mejoraron en relación con 2010, mientras que esta proporción desciende al 47% en cuanto a beneficios. En este último apartado, uno de cada dos encuestados aseguró que provinieron en más de un 25% de la actividad internacional. Según los entrevistados, las principales fuerzas para competir radican en la diversificación de mercados (17%) y productos (16%), el talento de los empleados (22%), la reputación de la marca (17%) y en la competitividad en precios (12%).

El informe revela que el 67% de los propietarios tiene planificada la sucesión y que el 89% usa los servicios de firmas de cazatalentos en el reclutamiento de ejecutivos. El estudio concluye que los grandes empresarios "están demostrando un firme compromiso y confianza ante la crisis".

Asuntos pendientes

La preocupación por el balance entre vida personal y profesional o la presencia de consejeras en los órganos de gobierno son "asignaturas pendientes". Los responsables del informe lo achacan a que en la crisis se pone mayor atención en los asuntos prioritarios.