Acuden los grandes inversores

Sabadell amplía capital en 913 millones para absorber CAM

Banco Sabadell ha puesto en marcha una ampliación de capital de 913 millones de euros para reforzar su capital ante la inminente asimilación de Banco CAM. Sus grandes accionistas contribuirán a la inyección.

Banco Sabadell no pierde el tiempo. La entidad acaba de poner en marcha la ampliación de capital anunciada el pasado jueves para reforzar su balance de cara a la próxima integración de Banco CAM.

El pistoletazo de salida a la medida se dio en la junta de accionistas celebrada la semana pasada. Entonces, se otorgó al consejo la capacidad de poner en circulación de 692 millones de acciones, equivalente a un incremento de casi el 43% sobre la cantidad de títulos existentes hasta entonces.

José Oliu, presidente de Sabadell, se guardó las espaldas durante su discurso en cuestión de plazos. "El consejo determinará la fecha concreta de la ampliación, en el momento en que se considere que las condiciones de mercado garantizan el éxito de la operación", sostuvo.

Pero ese día ha llegado. La entidad ha comunicado a cierre de mercado a la CNMV que inicia la emisión de las citados 692 millones de acciones.

El periodo de suscripción durará 15 días y los títulos van destinados, en primer término, a los accionistas existentes a través de derechos de suscripción preferente. Serán necesarios siete derechos para adquirir tres nuevas acciones.

El precio de emisión de las nuevas acciones es de 1,32 euros por título. El grupo otorga un descuento sobre el precio teórico del 36,7%. Bajo estos parámetros, el banco recabará 913 millones de euros en el mercado.

Esta no es la única medida emprendida por la entidad para reforzar capital. Hace un año acometió una ampliación de capital del 10% que le reportó 410,7 millones de euros. Y al cierre de 2011, ejecutó la conversión de preferentes de Banco Sabadell (750 millones de euros) y Guipuzcoano (100 millones) que equivalieron a una ampliación de capital de 590,5 millones de euros. La entidad tiene en marcha el canje de otros 1.400 millones de euros en preferentes de Banco CAM.

El comunicado de Sabadell aclara que "los miembros del consejo de administración y determinados accionistas significativos han comunicado al banco su intención de participar en la ampliación de capital". Esto llama la atención porque entre sus grandes inversores está el maltrecho grupo financiero luso BCP, que posee un 4,696% de Sabadell.

La sociedad Famol es otro de los principales accionista del banco, con el 4,935% del capital. Esta firma reúne las acciones sindicadas de los empresarios Joaquín Folch, Isak Andic, Josep Mir, Josep Oliu y José Manuel Lara. Al margen de esta firma se encuentran otras participaciones de José Manuel Lara (4,626% a través de Hemisferio y un 4,993% mediante Jaipur)e IsakAndic (4,309% con Major Vent).

Almunia avala que los cuotapartícipes pierdan su inversión

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha avalado este lunes que los titulares de las cuotas participativas de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) pierdan su inversión tras su compra por parte del Banco Sabadell por considerar que deben contribuir a los costes de reestructuración de la entidad.

"La Comisión es consciente de la pérdida de valor de las cuotas participativas emitidas por la Caja de Ahorros del Mediterráneo. Las cuotas participativas son instrumentos equivalentes a acciones concebidas específicamente para las cajas de ahorros españolas y constituyen, al igual que otras participaciones tales como los valores, un instrumento financiero de absorción de riesgo", ha dicho Almunia en respuesta a una interpelación parlamentaria del eurodiputado de ICV, Raúl Romeva.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario ha dicho que una de sus "principales preocupaciones" al evaluar los planes de rescate de entidades financieras es "es aplicar el principio de 'reparto de cargas', en virtud del cual el coste de la reestructuración de una institución financiera beneficiaria de ayudas no solo corresponde al contribuyente, sino también a sus accionistas y, en particular, a los titulares de acciones e instrumentos subordinados".

Almunia asegura no tener "una opinión específica con respecto a la emisión de esas acciones por la CAM en 2008" y se limita a señalar que "corresponde a las autoridades nacionales garantizar que los inversores, en especial los minoristas, sean plenamente conscientes de los riesgos que corren al invertir en productos financieros".

En su interpelación, Romeva recordaba que la CAM colocó en bolsa un total de 155 millones de eurosen cuotas participativas en 2008 y que unos 54.000 inversores se han visto afectados por su pérdida total de valor.