Podría cerrar el mes tal y como lo comenzó

El bono español a diez años cae del 5% animado por la subasta del BCE

A las puertas de la segunda subasta a tres años del BCE la presión sobre el mercado de deuda disminuye. El bono español a diez años cae del 5% y retorna a niveles de comienzos de mes.

El mercado de renta fija atraviesa estos días un momento de cierta anestesia con la vista puesta en el día 29, fecha en que se celebrará la segunda subasta de préstamos a tres años del BCE. Los efectos conseguidos la vez pasada parece que volverán a repetirse. Ya en diciembre el mercado de deuda, gravemente afectado por la crisis que azota al Viejo Continente, pudo tomar algo de aire. La inyección de liquidez al sistema financiero actuó como bálsamo. Sin embargo, no consiguió los efectos sus objetivos ya que el grifo del crédito continúa cerrado.

Las entidades aprovecharon el dinero concedido, en concreto, 489.000 millones para invertir en deuda soberana aprovechando las elevadas rentabilidades que ofrecían. Pero aunque no aumentase la circulación del crédito para pymes y familias, la iniciativa permitió que las rentabilidades de los bonos cayese y con ello la prima de riesgo de países como España.

En esta ocasión, y justo dos días antes de que se celebre la hasta ahora última subasta de este tipo anunciada por Mario Draghi, el bono español descuenta el efecto y abandona el techo del 5%. Si esta tendencia continúa el bono a diez años podría cerrar el mes tal y como lo comenzó.

Además del efecto del BCE, las últimas subastas celebradas en Italia y España también contribuyen a insuflar optimismo en el mercado. En concreto esta mañana el Tesoro transalpino ha celebrado una de sus mejores colocaciones de los últimos meses. Italia ha emitido 8.750 millones de euros en letras a con vencimiento en agosto de este año. La buena noticia ha llegado de la mano de los tipos de interés que en esta ocasión ha sido del 1,2%, el nivel más bajo desde septiembre de 2010. Los datos de este lunes contrastan con las tensiones vividas hace un par de meses cuando todo apuntaba a que Italia acabaría siendo intervenida.

A las últimas subastas de Italia se unen las de España. En las colaciones más recientes el mercado ha sido testigo de una rebaja considerable de los tipos de interés. Lejos parece que queda ya noviembre cuando el Tesoro dio un buen susto al colocar letras por encima del 5%. Sin embargo, en las citas de la semana pasada España llegó a vender letras a tres y seis meses al 1,28% y al 0,78%, respectivamente.

Como colofón a este escenario se encuentra el sí del Eurogrupo al segundo rescate griego. Después de numerosos desencuentros entre Atenas y la troika y las desavenencias surgidas en el seno de los partidos helenos, por fin se ha llegado al tan ansiado acuerdo que permitirá a Grecia escapar a la quiebra. El martes 21 de febrero los líderes europeos dieron salida a los 130.000 millones de euros.