Crecieron un 19% las exportaciones

Sudamérica, en el ojo de los inversores españoles

La crisis europea ha provocado que las empresas españolas busquen mercados en Sudamérica para incrementar sus beneficios ante los vaivenes de la zona euro. Las exportaciones a esa región han crecido un 19% en el último año y se prevé que continúen al alza ante la búsqueda de países fiables y en crecimiento.

Las empresas españolas observan cada vez más el nuevo continente. En 2011 las exportaciones a los países Latinoamericanos alcanzaron los 12.011 millones de euros, lo que supone un incremento del 19,2% respecto a 2010, según informan desde el Instituto Español de Comercio Exterior. Además, las exportaciones globales registraron un alza del 15,4% el año pasado, el mayor avance interanual desde 1995.

"Con la crisis europea las empresas españolas tienen que invertir fuera o vender fuera y por cuestiones culturales Sudamérica es una gran potencia", señala el profesor de IESE Business School, José Ramón Pin Arboledas.

Sin embargo esa inversión debe hacerse con cuidado porque no todos los países Sudamericanos son iguales a la hora de afianzar los lazos comerciales. Pin Arboledas ha distinguido entre los "países en crecimiento" como Argentina, Uruguay y Bolivia, y "países fiables" como Brasil, Chile, Colombia y Perú, hacia donde se destinan cada vez más inversiones. En el otro extremo se encuentran Venezuela, Ecuador y en menor medida Bolivia. "La inestabilidad posible de sus gobiernos no otorga confianza para invertir", ha añadido.

"Las inversiones españolas en los países Sudamericanos van a seguir creciendo pero hay que tener cuidado en Brasil porque hay miedo a una burbuja inmobiliaria. Además, al igual que Perú y Argentina, podría verse afectado por la paralización del mercado asiático a donde están orientadas sus ventas", ha explicado el especialista de IESE Business School.

Una encuesta realizada recientemente por IE Business School ha determinado que las empresas españolas con presencia en Latinoamérica mantendrán sus inversiones en 2012. Un 88% de las empresas encuestadas por IE cree que Brasil es el mejor país para invertir, al considerar que los grandes acontecimientos que se celebrarán en los próximos años (el Mundial de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016), supondrán un estímulo para su expansión. Brasil es la quinta potencia mundial y por sus dimensiones y fiabilidad es el principal mercado para las empresas españolas.

Las principales inversiones en Sudamérica se han realizado en banca y telecomunicaciones aunque han comenzado a registrarse inversiones en construcción, maquinaria industrial y servicios profesionales.

Las exportaciones del último año situaron a México, Brasil, Venezuela y Argentina entre los primeros mercados para productos españoles. Los habitantes de los países de Latinoamérica se interesan por productos del sector de tecnología industrial y química, medio ambiente y producción energética, construcción, mecánica y materias primas, semimanufacturas y productos intermedios.

Asimismo, la balanza comercial hispano-americana ha crecido en los productos importados del nuevo continente con un 14,7% más que el año anterior, lo que ha supuesto una inversión de 14.440 millones de euros. Entre ellos, México, Brasil, Argentina, Perú, Chile y Colombia, son los países que comercializan más productos a España.

Estados Unidos, el principal comprador español

A pesar de que Latinoamérica es consideraba la región óptima para las inversiones, Estados Unidos sigue siendo el país del nuevo continente que adquiere la mayoría de los productos españoles destinados a esa región.

Estados Unidos recibe el 33% de los productos que España destina a América. El año pasado, el país, que cuenta con una población de 50 millones de hispanohablantes, compró productos españoles por 7.889 millones de euros, lo que supone un aumento de la inversión del 19%.

Además, se ha mostrado especialmente interesado en los sectores productivos de medio ambiente y producción energética, con una inversión de 2.000 millones de euros. También ha realizado importantes inversiones en tecnología industrial e industria química de origen español.

Por su parte, las importaciones han superado los 10.500 millones de euros, lo que significa que un 40% de los productos que han llegado a España desde ese continente provienen de Estados Unidos. El segundo país norteamericano, Canadá también se ubica entre los principales destinatarios de los productos españoles con una inversión de 1.182 millones de euros el último año.