Los dos aviones han aterrizado en Torrejón de Ardoz

El tesoro de Las Mercedes llega a España dos siglos después

Los dos aviones Hércules del Ejército del Aire español que trasladaban el cargamento de la fragata 'Nuestra Señora de las Mercedes' han aterrizado a mediodía en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), con más de 21 toneladas de monedas de oro y plata.

Operación de desembarco del tesoro de la fragata "Nuestra Señora de las Mercedes" a su llegada a Torrejón en Ardoz
Operación de desembarco del tesoro de la fragata "Nuestra Señora de las Mercedes" a su llegada a Torrejón en Ardoz

Las aeronaves partieron este viernes por la tarde desde Florida y tuvieron que hacer recorridos distintos hacia España por las condiciones meteorológicas, según ha informado a pie de pista el comandante Miguel Ángel Tobías.

Tobías ha concretado que el cargamento era mayor de lo previsto, pues esperaban 17 toneladas y finalmente fueron más de 21 toneladas (más de 47.000 libras) entre monedas y otros objetos.

El cargamento ha sido entregado por el Ejército del Aire a la Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil, encargadas de custodiar y comprobar que la carga coincide con la orden del juzgado de Tampa.

Una vez en España, el destino que tendrá el cargamento se mantiene en secreto. 30 efectivos de la Guardia Civil forman el dispositivo de seguridad del traslado por tierra del tesoro en camiones de una empresa privada, según han explicado fuentes del instituto armado a los más de 60 medios acreditados.

El jefe de la policía judicial de la Guardia Civil, el general Cuasante, ha informado que el tesoro pasará a disposición del Juzgado Número 3 de La Línea de la Concepción (Cádiz), que a su vez lo remitirá al Ministerio de Cultura que aún no ha informado del lugar donde se depositará la carga.

Las 595.000 monedas recuperadas de la fragata serán ahora estudiadas por especialistas en numismática, que también decidirán sobre su proceso de limpieza y conservación.

Con este traslado concluyen cinco años de litigio con la empresa cazatesoros Odyssey. La pasada semana un juez federal autorizó al Estado español a trasladar el tesoro, después de que desestimase el recurso presentado por la compañía estadounidense.