Mercados

El Ibex no puede seguir a Europa

La banca y Telefónica provocan una caída en la semana del 1,5%, frente a las subidas en Europa.

El Ibex ha cerrado la tercera peor semana del año tras perder el 1,49%, hasta los 8.527,70 puntos. El resto de los mercados europeos ha concluido con subidas, del 0,24% en el caso del Dax y del 0,80% y 0,51% en el Cac y Footsie. El viernes, el Ibex quedó absolutamente plano, sin sumar ni restar puntos; es la primera vez que ocurre en la historia del índice. Lo más próximo fue el cambio que registró el 25 de abril de 1994, cuando avanzó 0,03 puntos.

Una vez más, ha sido la composición del principal indicador de renta variable de España lo que ha conducido a un resultado tan desigual frente al resto. Telefónica, Santander y BBVA han cedido el 1,46%, 2,03% y 1,83% y han restado la mayoría de los puntos que se ha dejado el Ibex. La teleco presentó el viernes los resultados, que arrojan un descenso del beneficio del 47%. Por su parte, las dos grandes entidades financieras, que rindieron cuentas algunas semanas atrás, han reducido sus ganancias un 35%.

El sombrío panorama que ha dejado la Unión Europea para la economía española también ha pesado en el ánimo inversor, con un pronóstico de recesión para todo 2012.

Dentro de este rosario de números negativos para la Bolsa, hay un factor que influye de manera positiva. El volumen de contratación se ha mantenido bajo pese a que hace ya una semana que se levantó la prohibición de las ventas a corto. En cada una de las sesiones apenas se han superado los 2.000 millones de euros. El viernes, el regulador italiano anunció también que suspende dicho veto en el sector financiero.

Frente a la planicie del Ibex, ha resaltado especialmente la evolución del euro, que ha pasado de 1,314 a 1,346 dólares. Esto supone un alza para la divisa del 2,4% y la mejor evolución semanal desde octubre pasado.

Los analistas coinciden en que la mejora del euro, que llegó a cotizar a 1,26 a mediados de enero, se debe fundamentalmente al cierre de posiciones cortas (bajistas). Esto, a su vez, se ha producido con una cierta mejora en la crisis de deuda.

Esta semana el Eurogrupo dio salida por fin al segundo paquete de ayudas para la economía helena, de 130.000 millones, y se acordó y aprobó en el Parlamento la quita con los acreedores de deuda en el 53,5%, que equivale a unos 107.000 millones de euros. A pesar de que este capítulo queda cerrado para la economía griega, que amenazaba con una quita desordenada y su salida del euro, aún prevalecen dudas sobre la ejecución de los compromisos de ajuste y sobre la aceptación de la condonación de la deuda. National Bank of Greece cerró la semana con un descenso del 18,37%.

Prueba de que prevalecen dudas sobre la deuda periférica es que las primas de riesgo siguen tensas. La española ha bajado en la semana de 332 a 316 puntos básicos. La italiana, pasó de 365 a 360 y la griega ha permanecido por encima de los 3.200. El bono español a 10 años continúa por encima del 5%.

A pesar de ello, las últimas subastas del Tesoro volvieron a tener éxito. El erario adjudicó en el mercado el máximo previsto en una subasta de letras a tres y seis meses y a un coste inferior al 1%, el más bajo en dos años.

Por su parte, los mercados de EE UU siguen generando optimismo para los inversores. En 2012 ya acumulan alzas por encima del 4%. En la semana, el Dow Jones ha sumado el 0,61%, y S&P y Nasdaq, el 0,57% y 0,13%.

El Dow Jones, además, ha superado el nivel de los 13.000 puntos, el más alto desde mayo de 2008. Con ello zanja por completo las pérdidas que generó la quiebra de Lehman Brothers, producida en septiembre de ese mismo año.