Castellano cierra la renovación de la dirección del banco

Gayoso deja Novagalicia tras 64 años y sale de las participadas

El consejo de administración de Novagalicia aprobó ayer la renuncia de Julio Fernández Gayoso a todos sus cargos en la entidad y de las participadas tras 64 años. También deja la entidad Mauro Varela. Con estas salidas el nuevo equipo del banco elimina cualquier vestigio de la etapa anterior.

El nuevo equipo gestor de Novagalicia, resultado de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova, quiere eliminar cualquier huella de la anterior etapa, empañada tanto por el excesivo riesgo inmobiliario asumido como por las millonarias indemnizaciones y pensiones cobradas por algunos de sus exdirectivos.

Ayer, el consejo de la entidad, que ha recibido 2.500 millones en ayudas públicas, aprobó la renuncia de los dos copresidentes de las cajas, Julio Fernández Gayoso y Mauro Varela, como consejeros del banco, así como de sus cargos en las participadas. Aunque el pasado octubre el propio presidente de NCG Banco, José María Castellano, invitó a ambos a renunciar a sus puestos, la medida no se hizo efectiva hasta ayer.

Fernández Gayoso, de 81 años, es el ejecutivo bancario español que más tiempo lleva en activo. Aterrizó en 1947 en Caixavigo, donde en 1965 fue nombrado director general. Tras la fusión de Caixavigo, Caixa Ourense y Caixa de Pontevedra permaneció en este cargo, hasta que en 2006 asumió la presidencia de Caixanova. En total, 64 años en la entidad gallega. También ocupaba el puesto de vicepresidente de Banco Gallego y vicepresidente de la empresa de cable R, así como consejero de Ahorro Corporación Financiera, Caser, Lico Corporación, Lico-Leasing e Inversiones Estratégicas de Galicia.

Mauro Varela ha sido presidente de Caixa Galicia desde diciembre de 2002 hasta diciembre de 2010, cuando asumió la copresidencia de Novacaixagalicia. Ocupaba un puesto en el consejo de la aseguradora Caser.

Otros ceses

Sus salidas no han sido las únicas como consecuencia de las millonarias indemnizaciones y pensiones percibidas por ejecutivos de ambas cajas de ahorros. El expresidente de Caixa Galicia, José Luis Méndez, tuvo que renunciar a todos sus cargos en la entidad y en las participadas (era presidente de Ahorro, vicepresidente de Caser y consejero de Sacyr y Tecnocom) el pasado mes de octubre. Méndez, que según fuentes próximas a la entidad cobró unos 12 millones de euros en concepto de pensión al abandonar la presidencia de Caixa Galicia poco antes de su fusión con Caixanova, mantiene la presidencia de la Fundación Caixa Galicia.

Según la nota remitida ayer por la entidad, tanto Fernández Gayoso como Varela han renunciado al cobro de indemnizaciones y dietas, si bien recibirán las pensiones que les corresponden.

Serán sustituidos en el consejo por dos economistas: Pilar Cibrán y Gonzalo Ortiz. Cibrán ya era vicesecretaria y consejera de la caja, mientras que Ortiz era secretario no consejero del consejo de administración de NCG Banco y permanece como secretario de la caja. En la actualidad, además es director general de la Cámara Oficial de Comercio de La Coruña.

No obstante, todavía sigue abierto el caso de los pagos percibidos por cuatro exdirectivos de la caja -José Luis Pego, ex director general; âscar Rodríguez Estrada, ex director general de la oficina de integración; Gregorio Gorriarán, exresponsable del grupo inmobiliario; y Javier García Paredes, ex director general adjunto- en concepto de indemnizaciones y pensiones. Los tres primeros procedían de Caixanova y el cuarto de Caixagalicia y en total cobraron unos 30 millones. Anticorrupción ha abierto diligencias sobre el tema.