Eleva los ingresos un 3,5% gracias a Latinoamérica

Telefónica reduce su beneficio un 47% en 2011 hasta 5.403 millones

Telefónica redujo su beneficio un 46,9% en 2011 hasta 5.403 millones de euros. A su vez, los ingresos subieron un 3,5% hasta 62.837 millones gracias, sobre todo al tirón de Latinoamérica. El flujo libre de caja subió un 9,5% hasta 9.270 millones.

Sede de Telefónica en Madrid
Sede de Telefónica en Madrid

La bajada del 46,9% los beneficios en 2011 estuvo motivada, además de por el empeoramiento de las cuentas en España, por diversas cargas extraordinarias como la provisión de 2.671 millones realizada en el tercer trimestre para cubrir los costes del expediente de regulación de empleo en nuestro país (la empresa ha dejado claro que no ha supuesto salida de caja), además de por la contabilización de la brasileña Vivo en 2010 (con un impacto de 3.476 millones), lo que disparó las ganancias de la compañía en el pasado ejercicio hasta 10.167 millones.

De no incluirse ningún extraordinario, el beneficio habría bajado un 16%. La ganancia registrada en 2011, en cualquier caso, es ligeramente superior a las previsiones de los analistas.

El volumen de negocio de la empresa se situó en 62.837 millones, un 3,5% más reportado que en 2010 (un 0,1% orgánico). La empresa explicó que los ingresos se vieron "impactados negativamente por los recortes de las tarifas de interconexión móvil en todas las geografías, que restaron 842 millones a dicho crecimiento". No obstante, el avance del 3,5% supera la previsión del 2% establecida por la propia compañía.

TELEFÓNICA 3,39 -0,09%

En este sentido, Latinoamérica elevó su peso en la compañía. La región ya supone algo más del 47% de los ingresos de Telefónica, por algo más de un 27% de España y en torno a un 25% del resto de sus actividades en Europa. A su vez, Brasil ya supone el 49% del volumen de negocio de la compañía española en Latinoamérica.

Bajo esta perspectiva, los ingresos de la operadora en Latinoamérica aumentaron un 13,5% reportado en 2011 hasta 29.237 millones de euros (un 5% en términos orgánicos). En Europa, por el contrario, bajaron un 1,3%, mientras que en España registraron una caída del 7,6% hasta 17.824 millones por culpa, en gran medida, de la guerra de tarifas que vive el sector, acrecentada por la crisis económica y la contracción del consumo, que está llevando a muchos usuarios a buscar las mejores ofertas.

El beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (Oibda) de Telefónica descendió en un 21,6% hasta 20.210 millones de euros. En España, el descenso de esta magnitud fue del 40,5% hasta 5.072 millones.

De igual forma, el margen de oibda se situó en el 32,2% frente al 42,4% de 2010. El descenso en España fue de 16,2 puntos porcentuales, por culpa en gran medida de la presión comercial, por 15,8 puntos porcentuales en Latinoamérica. En Europa, por el contrario, subió en 1,3 puntos porcentuales.

El resultado operativo de la empresa descendió en un 38,9% hasta 10.064 millones. En España, el retroceso de esta magnitud fue del 54,2% hasta 2.984 millones, mientras que en Latinoamérica bajó un 36,9% hasta 6.157 millones. En el Viejo Continente, el resultado operativo subió en un 27% hasta 1.116 millones.

Telefónica redujo su inversión global en un 5,7% hasta 10.224 millones de euros. No obstante, la operadora mantuvo su apuesta inversora en España, a pesar de la crisis, al elevar su capex en un 44,2% hasta 2.914 millones de euros. Un avance que es consecuencia de la compra de espectro en las subastas que tuvieron lugar en 2011. Sin las partidas de espectro, la inversión habría aumentado un 2,6%.

En Latinoamérica, el capex bajó en un 2,9% mientras que en el conjunto de sus actividades europeas descendió en un 45,9% (en 2010 realizó un fuerte desembolso en la compra de espectro en Alemania).

La deuda financiera neta de Telefónica se situó al cierre de 2011 en 56.304 millones de euros, 711 millones más que en 2010. A su vez, la operadora señaló que "el ratio de endeudamiento, deuda neta más compromisos sobre OIBDA (excluyendo el resultado de enajenación de activos y ajustado por los gastos de reestructuración de plantilla en España), se situó en 2,63 veces a cierre de diciembre de 2011". Telefónica precisó que si se considera el nuevo criterio de apalancamiento, el ratio deuda neta sobre OIBDA (ajustado por los gastos de reestructuración de plantilla en España) se situó en 2,46 veces.

De igual forma, el flujo de caja libre generado por Telefónica en 2011 ascendió a 9.270 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 9,5%.

En términos operativos, Telefónica cerró el ejercicio con 306,6 millones de clientes, un 7% más que en el año anterior, gracias al avance de los usuarios de contrato y de banda ancha móvil. La operadora superó los 238 millones de clientes en el ámbito móvil, un 8% más que en 2010.