Cae un 25% desde máximos, hasta los 111.950 euros

El importe medio de las hipotecas regresa a niveles de 2004

El mercado hipotecario continúa su travesía por el desierto. La crisis, la restricción del crédito y la expectativa de mayor caída de precios de la vivienda hundieron en 2011 la concesión de hipotecas y el capital prestado. El importe medio se desplomó un 25% desde máximos y regresó a niveles de 2004.

Más datos que reafirman que el año 2011 fue demoledor para el mercado de la vivienda. A la caída de las ventas, se suman los descensos de más del 30% tanto del número de hipotecas sobre viviendas como del capital concedido en créditos para comprarlas, según datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, en el conjunto del año se constituyeron algo menos de 410.000 hipotecas frente a las más de 600.000 de 2009 y 2010. Y el total del dinero prestado por las entidades financieras ascendió a 45.825 millones de euros, un 35,5% menos respecto al ejercicio anterior. El importe medio de los préstamos se situó en 111.950 euros, cuando en 2007 alcanzó un máximo de casi 149.000 euros, lo que supone una disminución del 25% y regresar a niveles de 2004. Así, las del pasado año son las cifras más bajas de toda la serie histórica de Estadística, que arranca con la nueva base en 2003.

Son ya cinco los años consecutivos en los que el mercado hipotecario vive su particular vía crucis, pero 2011 fue el de menor actividad hipotecaria de la historia, con mínimos en casi todos los indicadores que contrastan con el pico de la época del boom inmobiliario, cuando la formalización de hipotecas superaba con creces el millón y las entidades llegaban a prestar en conjunto cerca de 190.000 millones de euros.

La causa principal es la sequía del crédito, pero también han dinamitado el sector el empeoramiento de la situación económica y la expectativa de que los precios de las casas todavía no han tocado fondo.

Las cajas prestan más

Las cajas de ahorros fueron las entidades que concedieron un mayor número de préstamos durante 2011, al aglutinar el 44,2% del total, seguidas de cerca por los bancos, con el 42,1%. El resto de entidades otorgaron el 13,7%. Sin embargo, los bancos adelantaron a las cajas en cuanto al capital prestado, al conceder el 46,2% del total y el 39,7%, respectivamente.

La firma de hipotecas cayó en todas las comunidades autónomas respecto a 2010, con Asturias a la cabeza al registrar un descenso del 47,2%, seguida de La Rioja (45,6%). Navarra fue la región con las hipotecas más elevadas, con 169.140 euros de media.

Los préstamos se encarecen con unos tipos medios de más del 4%

Se conceden muchas menos hipotecas, pero a un precio más alto. El tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios fue del 4,35% al cierre de 2011, un 11,54% por encima del de 2010, debido a que la banca ha ido incrementando los diferenciales que aplica sobre el índice de referencia euríbor. El 37,7% de los préstamos que el pasado año cambió sus condiciones fue por modificaciones en los tipos de interés. El porcentaje de hipotecas a tipo fijo se redujo significativamente, desde el 4,6% al 2,8% del total, ya que la mayoría optaron por referenciarse a un interés variable. Después de los cambios, el tipo medio de los préstamos subió 0,11 puntos en el caso de las hipotecas a tipo fijo, mientras que bajó 0,45 puntos en las de tipo variable.