Según el ministro Guindos

España aportará el 12% del segundo rescate griego

España aportará aproximadamente el 12 % de la participación de la eurozona en el segundo rescate para Grecia, según indicó hoy el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien mostró su "satisfacción" por el cierre del acuerdo.

"A nosotros nos toca algo menos del 12% de los 130.000 millones de euros porque es el peso de España dejando fuera a los países que están en un plan de rescate" (Grecia, Portugal e Irlanda), explicó De Guindos en una conferencia de prensa tras la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE.

La mayor parte de la aportación española será en forma de garantías y avales, pero su cuantía total no puede ser calculada aún, ya que aún no está claro cuánto aportará el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Normalmente, el FMI ha aportado un tercio de los rescates a países del euro, pero en este segundo programa griego ha ofrecido menos dinero (solo 13.000 millones de euros) a la espera de que la UE aumente la capacidad de sus cortafuegos.

El Directorio Ejecutivo del FMI tiene previsto reunirse la semana próxima en Washington para discutir su participación en este segundo rescate griego.

Además, los países del euro acordaron que sus bancos centrales nacionales aportarán al plan todos los intereses generados por sus bonos griegos (que totalizan unos 12.000 millones de euros), de forma que esos intereses se reinvertirá en Grecia.

El ministro explicó que la enorme duración de la discusión, que se cerró bien entrada la madrugada de hoy, se debió a que había que lograr recursos extra para que Grecia llegara al objetivo de que para el año 2020 su deuda pública sea del 120 % de su PIB.

De Guindos señaló que hubo "un esfuerzo adicional" del sector público y del privado.

En el sector público, los tenedores de bonos renuncian a los intereses, y los países del euro aceptan una reducción de los tipos de interés de los préstamos bilaterales que será compensada por el programa de intervención de los mercados del BCE, explicó el ministro.

De Guindos dijo que el programa es solo "un primer paso", ya que ahora Grecia debe continuar sus reformas para lograr ajustar su déficit, volver al crecimiento económico y poder retornar en el futuro a los mercados de deuda con normalidad.