"Incumpliría el contrato de integración"

Bancaja impugna la aprobación de una auditoría externa por el consejo del BFA

El consejo de administración de Bancaja ha acordado hoy impugnar el acuerdo del consejo de administración de Banco Financiero y de Ahorros (BFA) de aprobación de una auditoría externa, porque supondría "lesionar los intereses de Bancaja en el banco por un supuesto incumplimiento del contrato de integración".

Bancaja, que tiene un 37% del capital del BFA, la matriz de Bankia, se opone a que se revise el balance auditado que presentó sobre el Banco de Valencia, perteneciente al grupo Bancaja, cuando se negoció hace año y medio la fusión con Cajamadrid y otras cajas para crear Bankia.

Un comunicado de Bancaja explica que el pasado 9 de febrero recibió comunicación del BFA sobre el nombramiento de un auditor que se pronuncie sobre "la existencia de tal incumplimiento en relación a la valoración del Banco de Valencia y su evolución tras la intervención por el Banco de España el 21 de noviembre de 2011".

El consejo de administración de Bancaja ha expresado su "posición firme de defensa de sus intereses en BFA al haberse realizado en su día, julio de 2010, todo el proceso de valoración y auditoría de todos los activos integrados en BFA con las máximas y mismas garantías" que ahora se reclaman.

El consejo de administración de Bancaja ha acordado también remitir a los consejeros de Bancaja presentes en el consejo de BFA una comunicación "exigiéndoles que cumplan las obligaciones inherentes a su condición de representantes de Bancaja en el órgano de gobierno del banco y que subsanen cualquier situación de conflicto de intereses".

Tres vocales del consejo de Bancaja en el consejo de administración del BFA apoyaron la realización de la auditoría externa.

El consejo de administración de Bancaja ha aprobado también hoy la reincorporación de Aurelio Izquierdo a la entidad, como director financiero con la responsabilidad de la gestión y control del patrimonio de Bancaja.