Plantea la creación de una cuenta tributaria única para las empresas

Hacienda descarta bajar Sociedades y anuncia una revisión de las deducciones

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas trabaja ya sobre las que serán las bases de la futura reforma fiscal. En el impuesto de sociedades descartó ayer que vaya a haber rebajas generalizadas, aunque sí garantizó una profunda revisión de todas las deducciones que existen.

Hacienda descarta bajar Sociedades y anuncia una revisión de las deducciones
Hacienda descarta bajar Sociedades y anuncia una revisión de las deducciones

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, avanzó ayer en unas jornadas organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y PricewaterhouseCoopers (PwC) las próximas iniciativas legislativas que se pondrán en marcha. En materia fiscal citó el plan antifraude que espera recaudar solo este año más de 8.000 millones de euros y la futura reforma tributaria.

Aunque esta última no llegará hasta que no se recompongan las cuentas públicas, Ferre trazó ayer las que él mismo denominó como "pinceladas generales". En el impuesto de sociedades no habrá grandes rebajas, según Hacienda, pero sí se pretende revisar y clarificar todo el actual sistema de deducciones. "Algo pasa con este impuesto cuando viene registrando caídas en la recaudación que no se corresponden con la evolución del PIB", aseguró el secretario de Estado.

Menor litigiosidad

En concreto, Ferre adelantó que se trata de que todas las empresas tengan completamente claro qué gastos son deducibles y cuáles no. Con ello considera que se lograría disminuir la elevada litigiosidad y, de cara al exterior, mejoraría la seguridad jurídica de las empresas foráneas que decidan instalarse en España. "Cada multinacional debe conocer al detalle el coste fiscal que tiene para ella su actividad en nuestro país", añadió.

En esa revisión del principal tributo que grava los beneficios empresariales, Hacienda pretende continuar desarrollando nuevos incentivos que generen más actividad y, tal y como admitió el secretario de Estado, mejorar el tratamiento fiscal de las plusvalías.

"Con objeto de favorecer el ahorro y la autofinanciación de las empresas, pondremos en marcha más exenciones en Sociedades sobre las plusvalías que se reinviertan en la propia actividad de las compañías", anunció Ferre ante una sala abarrotada de representantes de multinacionales y grandes empresas españolas y asesores fiscales.

Además, para mejorar la gestión que realizan las empresas de sus impuestos, lanzó una propuesta que necesitará del consenso con las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Planteó la creación de una única cuenta corriente tributaria para que las compañías no solo gestionen los impuestos que liquidan con la Administración General del Estado, sino que puedan tramitar a través de la misma todos los tributos que deben pagar con el resto de administraciones. Gracias a la existencia de esta cuenta Hacienda pretende que se agilicen los pagos y devoluciones, compensando unos con otros, siempre que se cumplan determinados requisitos.

En el IRPF, la reforma futura, después de la subida decretada para este ejercicio y el que viene, vendrá "básicamente por la actualización de los mínimos exentos con especial atención a las familias numerosas", aclaró el secretario de Estado. Otra de las revisiones que se quieren acometer a medio plazo es la mejora y el refuerzo del tratamiento fiscal que tienen en la actualidad los planes de pensiones, tanto en materia de aportaciones, como sobre todo en el rescate de las mismas. Ferre admitió que la intención del Ejecutivo es analizar la situación actual y los cambios que introdujo el Gobierno socialista desde el convencimiento, en su opinión, de que el sistema público de pensiones necesitará en el futuro de estos complementos privados. "Percibimos que las modificaciones introducidas por el anterior Gobierno no han producido un verdadero estímulo al ahorro privado y eso es lo que queremos conseguir", advirtió.

Por último, recordó que antes del 30 de marzo se aprobará la Ley de Emprendedores, que incluirá cambios fiscales, laborales y de financiación para favorecer el impulso de la actividad entre las pymes y los autónomos, verdadero motor de la economía española. Entre otras medidas que contendrá, destacó el hecho de que a partir de su entrada en vigor los autónomos podrán pagar el IVA cuando cobren efectivamente la factura y no antes, tal y como ocurre hasta ahora.

Novedades

Principales cambios fiscales en 2012

IRPF: incremento de los tipos del impuesto en 2012 y 2013 aplicables tanto a la base general como a la del ahorro.

Vivienda: se reintroduce la deducción por compra en términos similares a la vigente hasta diciembre de 2010 y lo hace con efectos desde enero de 2011.

Sociedades: el porcentaje general de retención se eleva del 19% al 21% en 2012 y 2013.

No residentes: su tipo general de gravamen pasa del 24% al 24,75%. A su vez, el tipo impositivo aplicable a intereses, dividendos y ganancias patrimoniales derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales pasa del 19% al 21%.

Coto a los pagos en efectivo entre compañías

Otro de los anuncios que realizó ayer el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, fue la puesta en marcha de un ambicioso plan antifraude fiscal. "Debe ser así, ya que le estamos pidiendo un esfuerzo a todos los ciudadanos", comentó.

Una de las medidas estrella de este plan será la limitación del pago en efectivo que podrán realizar las empresas en operaciones con otras compañías. Ferre no facilitó ninguna cantidad, porque comentó que están estudiando cuál debe ser el importe máximo, pero los expertos calculan que podría oscilar entre los 3.000 y 5.000 euros.

"Lo que sí está claro es que como primera finalidad, esa limitación al uso del efectivo como medio de pago será entre empresas y no para particulares", matizó Ferre tras intervenir en la jornada sobre novedades fiscales organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y PricewaterhouseCoopers.

El Ejecutivo espera recaudar 8.171,7 millones de euros este año con las distintas medidas antifraude, entre las que también citó el aumento y mejora en el intercambio de información con países con tributaciones más ventajosas y con los considerados paraísos fiscales. "El objetivo es combatir tanto las grandes tramas de evasión de impuestos, como la economía sumergida por el inmenso daño que hace a las pequeñas y medianas empresas", añadió el alto cargo del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. De la misma forma, se fomentará el cumplimiento voluntario con el fisco y se plantearán medidas cautelares "más extensivas" en la vía recaudatoria. Y es que otra de las finalidades es otorgar más seguridad jurídica a las multinacionales para fomentar la inversión extranjera directa en España.