Según Faconauto

La mitad de los concesionarios ha recibido una carta de sus marcas cancelando contratos

1.500 concesionarios, de los 3.150 que existen en España, tienen sus contratos cancelados por sus marcas y ven comprometida su continuidad, según denuncia la patronal de las redes de distribución de automoción

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) hará público hoy durante el transcurso del XX Congreso Nacional de la Distribución de Automoción que, actualmente, 1.500 pymes concesionarias han recibido una carta de cancelación de la relación contractual con sus marcas. Esto no significa una ruptura real entre los concesionarios y las marcas, pues se trata de una comunicación de la ruptura de las actuales condiciones contractuales para adaptarse a la nueva legislación procedente de Bruselas.

Sin embargo, desde la patronal lamentan que la intención de numerosas marcas es no sólo endurecer las actuales condiciones marcadas en el contrato, sino no renovar los acuerdos con muchas pymes con el objetivo de reducir los puntos de ventas y fortalecer los que se salven.

En este sentido, Faconauto resalta la incertidumbre que el envío de las cartas está suponiendo para sus afiliados, dejando en el aire la recuperación de las fuertes inversiones realizadas a lo largo de los años, "justamente por la falta de regulación que hay al respecto en nuestro país".

El presidente de Faconauto, ha subrayado que desde que inició la crisis y hasta finales del año pasado los concesionarios españoles han prescindido de 50.000 empleados.

Durante su intervención en el XX Congreso Nacional de la Distribución de la Automoción, ha insistido en que esta cifra es similar a los puestos de trabajo que se destruirían si se cerraran todas las fábricas de automóviles de España.

Por todo ello, Romero-Haupold ha solicitado al Gobierno que cumpla sus compromisos y tramite "cuanto antes" la Ley de Contratos de Distribución Comercial que regule las relaciones existentes entre los concesionarios de automoción y los fabricantes.

"Estamos aquí para pedir que se cumplan las promesas. Este año se van a definir los 50 próximos años de la automoción", ha remarcado el presidente de Faconauto, que ha reconocido que los datos previstos para 2012 son "muy malos" y que el sector continuará con problemas de financiación.

Por último, ha reclamado a los partidos políticos que establezcan ayudas para la venta de vehículos, recordando que por cada automóvil que se vende el Estado ingresa dinero gracias a los impuestos.

"Hace dos años, cuando se establecieron ayudas al mercado, se lograron subidas del 40%, por lo que esperamos que el Gobierno tome medidas cuanto antes", ha subrayado.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Juan Antonio Sánchez-Torres, ha recordado que la financiación es imprescindible para dinamizar la demanda del sector.

"El 80% de los demandantes de turismos requiere financiación, un porcentaje que en el caso de los demandantes de vehículos industriales roza el 100%", ha destacado.

Así, ha reclamado medidas financiaras "claras" y "ágiles", a la vez que ha destacado la importancia de que exista una Ley de Contratos de Distribución Comercial que regule las relaciones entre fabricantes y distribuidores.

Del mismo modo, Sánchez-Torres ha hecho hincapié en que las ayudas que solicita el sector son más bien "inversiones", puesto que tienen un retorno positivo.