En la futura reforma fiscal

Hacienda revisará todas las deducciones de Sociedades

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha anunciado esta mañana que el Gobierno revisará en la próxima reforma fiscal todas las deducciones que se aplican en la actualidad en el impuesto de sociedades. Ferre, que ha puntualizado que las modificaciones se aplicarán cuando se logre reducir el elevado déficit público, también ha matizado que, por el momento, no se contempla reducir el impuesto que grava los beneficios empresariales.

El secretario de Estado de Hacienda ha participado hoy en unas jornadas organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en las que se ha debatido sobre las novedades fiscales para este ejercicio. Miguel Ferre ha defendido la oportunidad de las reformas puestas ya en marcha, como la financiera y la laboral, así como la reordenación del sector público empresarial.

Respecto a la futura reforma tributaria, Ferre la ha vinculado a recuperar la consolidación fiscal. Lo más inminente será la promulgación de una ley en favor de los emprendedores, básicamente pymes y autónomos, donde no solo se aprobarán incentivos fiscales, sino también medidas laborales y otros instrumentos para facilitar el acceso de estas empresas a la financiación.

æscaron;nica cuenta corriente tributaria

También ha anunciado la próxima puesta en marcha de una única cuenta corriente tributaria para que las empresas puedan gestionar a través de ella todas sus obligaciones fiscales no solo con la Administración Central, sino también con las comunidades autónomas y los ayuntamientos. "La creación de este instrumento la acordaremos con todas las administraciones implicadas", ha asegurado el secretario de Estado.

Otras de las iniciativas que se pondrán en marcha con mayor celeridad será la limitación del efectivo que podrán utilizar las empresas en sus transacciones con otras compañías. Miguel Ferre eludió cuantificar dicho límite. "Lo estamos estudiando aún", dijo. Esta medida y otras muchas serán incluidas en un nuevo plan de lucha contra el fraude fiscal que desarrollará el Ejecutivo.

En cuanto a la subida del IRPF decretada para este año, el secretario de Estado ha insistido en que tendrá carácter temporal, ya que será de aplicación en 2012 y 2013, y ha insistido en que en cuanto las condiciones económicas lo permitan, se procederá a reformar este tributo por la vía de una revisión en profundidad de los mínimos exentos, "con especial atención a las familias numerosas".