La reestructuración financiera

BFA tendrá aval del Estado para emitir hasta 15.000 millones

La banca ha encontrado en las inyecciones de liquidez a tres años del BCE un filón con el que relajarse de cara a los vencimientos de deuda de este año pero además, las entidades españolas pondrán contar de nuevo con el aval del Tesoro para seguir emitiendo, una fórmula que no llegó a consumirse en su totalidad en ediciones anteriores y a la que solo han recurrido las entidades más apuradas.

Banco Financiero y de Ahorros, la matriz de Bankia, podrá disponer de avales del Tesoro para financiarse en el mercado por 15.000 millones de euros, según la documentación registrada ayer en la CNMV. El plazo para emitir con estas garantías vence el 30 de junio de este año y el vencimiento de los títulos deberá oscilar entre uno y cinco años. Fuentes de la entidad explican que se trata de la línea de liquidez con aval que tiene el sector a su disposición y que fue renovada, con el visto bueno de Bruselas, el pasado enero. No avanzan en cambio qué uso hará BFA de esta fórmula, que sí apuró con anterioridad.

Por el momento, ni BFA ni Bankia se han sumado a la reciente oleada de emisiones de deuda que disfrutaron en la pasada semana entidades como Santander, BBVA, Banesto, Sabadell o CaixaBank, con colocaciones de cédulas hipotecarias y bonos sénior.

BFA, el grupo en el que se aglutinan las participaciones preferentes y los créditos relacionados con el suelo, ha comunicado a la CNMV que tiene vencimientos de deuda durante 2012 por importe de 574 millones de euros. Además, el servicio financiero de la deuda durante este año asciende a un importe de 1.323 millones de euros, en los que se incluye el cupón de las preferentes y para lo que BFA asegura disponer de recursos para afrontar su pago. Su liquidez disponible es de 1.794 millones de euros.

El tesoro responde

La Administración del Estado, garante de las emisiones avaladas de las entidades financieras, comunicó ayer a la CNMV que "no existen factores de riesgo que afecten a su capacidad de hacer frente a sus compromisos como garante soberano".