Con explosivos

Intento de atentado en el Capitolio

Las autoridades estadounidenses han arrestado hoy en Washington a un hombre armado con una pistola que se dirigía al Capitolio con ánimo de atentar contra ese edificio, sede del Congreso de EE UU, según ha informado la cadena Fox News. Investigadores del FBI habían detectado al supuesto terrorista e incluso habían contactado con él haciéndose pasar por miembros de Al Qaeda. Los explosivos que llevaba en su chaleco habían sido manipulados para que fueran "inservibles", han informado las autoridades.

El policía Ángel Morales hace guardia frente al Capitolio.
El policía Ángel Morales hace guardia frente al Capitolio.

El hombre, de 30 años y origen marroquí, fue detenido tras una larga investigación de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). El sospechoso había expresado a agentes encubiertos su "interés" en cometer un ataque contra el Capitolio, según la cadena de televisió. Los agentes del FBI se hicieron pasar por miembros de la red terrorista Al Qaeda.

El supuesto terrorista fue detenido cuando se acercaba al Capitolio. "No representaba ninguna amenaza", ha explicado el portavoz del Departamento de Justicia Dean Boyd. "Los explosivos habían sido inutilizados".

En el último año al menos 20 personas han sido detenidas en EE UU por cargos relacionados con terrorismo, según el Comité de Inteligencia del Senado.

En septiembre pasado las autoridades arrestaron a un estadounidense cerca de Boston acusado de conspirar para atentar contra el Pentágono y el Capitolio con un avión a control remoto cargado de explosivos C-4.

Rezwan Ferdaus, de 26 años, también fue acusado de intentar dar apoyo material y recursos a Al Qaeda para perpetrar ataques contra soldados estadounidenses en el extranjero.

La mayoría de las detenciones han involucrado a "lobos solitarios" capaces de utilizar internet para fabricar bombas, explicó recientemente el director de FBI, Robert Mueller.