En diciembre Londres vetó la reforma del Tratado de la UE

Cameron y Sarkozy se reconcilian con la firma de varios acuerdos en energía nuclear

El primer ministro británico, David Cameron, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se han reunido este viernes en París, donde han escenificado su reconciliación tras los desencuentros que tuvieron en los últimos meses y donde empresas de ambos países han firmado varios acuerdos.

David Cameron y Nicolas Sarkozy
David Cameron y Nicolas Sarkozy

Sarkozy ha informado de que Francia y Reino Unido pretenden establecer un mecanismo para coordinar mejor sus estrategias en el ámbito europeo y evitar que se repitan disputas como la del pasado diciembre, originada por el pacto fiscal europeo.

En una rueda de prensa conjunta en El Elíseo, el presidente francés ha dicho estar "convencido" de que "Europa necesita a Reino Unido" y ha opinado que lo que deben hacer ambos países es comprender las "líneas rojas" del otro en los temas europeos.

"Vamos a establecer unos métodos de trabajo con David Cameron que nos permitirán limar nuestras diferencias y comprender las líneas rojas del otro: el mercado único para nuestros amigos británicos y un proceso de toma de decisiones más rápido en la zona euro para los franceses", ha explicado, según la agencia Reuters.

Cameron vetó en diciembre la reforma del Tratado de la UE, obligando a los países de la eurozona a negociar un acuerdo fiscal al margen de la Unión. En la cumbre que se celebró ese mismo mes, Reino Unido intentó garantizar una serie de salvaguardas en el mercado único para su amplio sector financiero, pero no lo consiguió. La postura de Cameron no gustó nada a Francia, que acusó a Reino Unido de aislarse.

"Estamos trabajando para encontrar una manera de organizar las cosas que permita que Reino Unido y Francia -sin duda, de forma consensuada con nuestros amigos alemanes y puede que también con los italianos- tengan más en cuenta los problemas de los demás para que podamos mirar hacia el futuro con nuestras particularidades pero avanzando en la misma dirección", ha detallado Sarkozy.

En opinión del presidente francés, "las relaciones franco-británicas no podrían ser mejores". El primer ministro de Reino Unido ha agregado que hay que remontarse "a la Segunda Guerra Mundial para encontrar una cooperación tan "estrecha" entre ambos países.

Para apoyar esta idea, Sarkozy ha recordado la "cooperación" que han mantenido Reino Unido y Francia en temas como Siria, Irán o Afganistán. "Tenemos la voluntad común de conseguir que las democracias no sufran el ''diktat'' de las dictaduras", ha asegurado.

Acuerdos

Durante la cumbre de este viernes, Londres y París han decidido reforzar su cooperación en el ámbito de la tecnología nuclear civil y el desarrollo de aviones militares no tripulados.

Está previsto que se firmen una serie de contratos entre empresas francesas y británicas valorados en más de 600 millones de euros, según adelantó Downing Street. En un comunicado emitido antes de que lo recibiese Sarkozy, Cameron dijo: "Vamos a poner en común nuestras habilidades para reforzar nuestra asociación industrial, mejorar la seguridad nuclear y crear puestos de trabajo".

La empresa nuclear francesa Areva y la compañía británica Rolls Royce han confirmado, según la emisora de radio francesa Europe 1, que han completado un protocolo de acuerdo que ampliará la cooperación que iniciaron el año pasado para "la fabricación de componentes para nuevas centrales nucleares, así como otros proyectos nucleares realizados en Reino Unido y otros lugares".

Rolls-Royce ha indicado que se encargará de fabricar componentes complejos y ofrecerá servicios técnicos y de ingeniería para los dos primeros reactores europeos presurizados que EDF (la principal compañía eléctrica francesa) quiere construir en Hinkley Point, en el sur de Inglaterra.

El grupo ha precisado que podría ingresar hasta 400 millones de libras (480 millones de euros) por los cuatro reactores europeos presurizados que EDF tiene previsto construir en todo Reino Unido.

Además, Areva y EDF han firmado un protocolo de acuerdo para la entrega de calderas nucleares y sistemas de instrumentación y control destinados a la futura central de Hinkley Point, según Areva.

Apoyo a Sarkozy como candidato

En la rueda de prensa, Cameron ha destacado que ha tenido "la oportunidad de desear buena suerte" a su "amigo" Sarkozy "en la batalla que va a librar" como candidato a las elecciones presidenciales la próxima primavera.

"Admiro el coraje y el liderazgo del presidente Sarkozy" y "creo que ha hecho grandes cosas por su país", pero "es el pueblo francés el que debe decidir", ha añadido.

El jefe de Estado francés ha agradecido las palabras del primer ministro británico: "Me complace el apoyo de David Cameron".