Los partidos presentarán un candidato común

Wulff dimite ante las acusaciones de corrupción

Christian Wulff ha comparecido ante los medios para anunciar su dimisión. El hasta ahora presidente alemán ha reconocido que ha cometido errores pero asegura haber actuado siempre conforme a la ley.

Christian Wulff, ex presidente de la República Federal de Alemania, en compañía de su esposa
Christian Wulff, ex presidente de la República Federal de Alemania, en compañía de su esposa

Las acusaciones que implican a Christian Wulff en un escándalo de corrupción y tráfico de influencias han llevado al presidente alemán a anunciar su dimisión. Wulff ha comunicado a los medios que deja el cargo después de haber perdido la confianza de la sociedad y ha aclarado que ha cometido errores, "pero que siempre ha actuado conforme a la ley". El presidente del Bundestag, Norbert Lammert, será el encargado de asumir las funciones de manera temporal.

Las polémica salió a la luz el pasado mes de diciembre a raíz de unas informaciones publicadas por el diario Bild. Poco después la fiscalía de Hannover pidió al parlamento alemán que levantase la inmunidad para poder abrir una investigación.

Las acusaciones contra Wulff se remontan a su estapa como jefe de gobierno del estado federado de la Baja Sajonia cuando aprobó la concesión de un aval de un millón de euros a una de las empresas del productor cinematográfico David Groenewold quien se sospecha le había pagado unas vacaciones en la isla de Sylt.

Christian Wulff ha reiterado que siempre ha actuado conforme a lo establecido por la ley y ha agradecido a los ciudadanos y a su familia el apoyo prestado. También ha expresado su deseo de una cultura polítca donde la democracia sea algo muy valiaso así como un futuro próspero al resto de alemanes.

A la comparecencia de Wulff le ha seguido la de la canciller alemana Anegla Merkel quien ha declarado que el presidente ha actuado de forma correcta al presentar su dimisión y se ha comprometido a abrir un debate con el resto de partidos para llegar a un acuerdo y presentar un candidato de consenso.

La crisis presidencial que vive Alemania ha llevado a Merkel a suspender el viaje que tenía programado a Italia para entrevistarse con Mario Monti. La crisis de deuda y las reformas abordadas en el país transalpino iban a ser los temas centrales del encuetro bilateral.