Mercado inmobiliario

Crece el número de vendedores de casas que opta por bajar más los precios

Los portales de venta de casas por internet detectan los primeros movimientos en el mercado tras la reforma financiera. Así, el número de propietarios que bajaron el precio de su vivienda para facilitar la venta se incrementó en un 29,7%, con un descenso medio del precio de oferta del 9,5%, según desveló ayer Idealista.com.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló durante la presentación de la reforma que el incremento de las provisiones previsto del 25% al 35% en el caso de las viviendas ya construidas podría permitir a las entidades financieras vender con mayores descuentos. Al hilo de este argumento, numerosos expertos vaticinaron que allí donde existan muchas casas en manos de la banca, las rebajas que apliquen las entidades presionarán a la baja los precios del resto de inmuebles que venden los particulares. Según el mencionado portal inmobiliario, esto habría empezado a suceder en los últimos días. "Las medidas sobre la cartera inmobiliaria de la banca anunciadas por De Guindos a comienzos de este mes han tenido un efecto inmediato en las expectativas de miles de vendedores de vivienda en España", precisó el jefe de estudios de Idealista.com, Fernando Encinar.

Así, en los siete días posteriores al anuncio de las nuevas medidas que obligarán a las entidades financieras a aumentar las provisiones por sus carteras de inmuebles, fueron 10.654 los anunciantes que redujeron el precio de sus viviendas en venta en dicho portal frente a los 8.203 que lo bajaron de media durante las cuatro semanas anteriores, lo que supone un 30% más.

El descenso del precio aplicado por vivienda en estos casos fue del 9,5% de media, lo que en términos absolutos equivaldría a una rebaja de 26.200 euros por piso. La suma de estas bajadas supone una pérdida acumulada de 279 millones en apenas una semana, estimó el portal.

Ajuste futuro

Desde el sector son muchos los expertos que vaticinan que los pisos seguirán depreciándose. "Se ha producido un cambio en la mentalidad del propietario, que prefiere asumir precios menores ahora que acabar vendiendo más barato en el futuro", señala Idealista.