Exposición

Picasso y las mujeres

Si arrecia el frío, pocos planes mejores que pasear durante un rato a cubierto al tiempo que los ojos se regalan con algunas dosis de belleza indiscutible. Es lo que ofrece la Fundación Canal de Madrid hasta el próximo 8 de abril.

"Picasso-El eterno femenino", ofrece una selección de 66 grabados del artista con un mismo tema, la mujer, y muy diversos acercamientos. En la muestra caben perspectivas renacentistas, barrocas o cubistas sobre un universo, el femenino, que marcó la vida y obra del genio malagueño. Mujeres variopintas, aunque con predominio de sus muchas amantes, esposas y, en definitiva, musas... Las catorce secciones en las que se articula la exposición ilustran, al mismo tiempo, las muy distintas técnicas de la obra gráfica de Picasso. No en vano, abarcan un amplio intervalo temporal, entre 1927 y 1964.

La muestra adquiere un interés especial, dado el lugar común que tacha al artista de misógino, aunque algunos autores matizan esa visión. Así lo hace John Richardson en su biografía sobre Picasso: "Como un andaluz nacido en 1881, Picasso se comportaba como tal. Pero lo sorprendente es lo tierno que era con sus mujeres. Era un hombre violento y apasionado, pero poseía una extraordinaria dulzura", razona. La citada dicotomía entre violencia y ternura no falta en la exposición.

Resulta interesante observar los distintos enfoques aportados a un mismo tema (por ejemplo, la misma mujer sentada en el mismo sillón, retratada con pocas fechas de diferencia), que dan muestra de la complejidad y variedad de la creación del malagueño. En una misma sala se contraponen puntos de vista opuestos, como el de la mujer observadora y la mujer observada (en este caso, por el propio autor del cuadro).

No faltan en la muestra curiosidades, como el dibujo de una pareja humana que, por la disposición de las sencillas líneas que la trazan, deviene prácticamente en vegetal. O la fantástica versión en negro y cobrizo de El Desayuno sobre la Hierba, de Edouard Manet.

Todas las obras de la muestra son propiedad de la Fundación Picasso (Casa Natal-Ayuntamiento de Málaga), lo que podría llevar a pensar en una categoría menor dentro de la vasta producción del artista. En todo caso, ese adjetivo solo puede tomarse de forma relativa: en términos absolutos, menor no es un término de difícil cabida en la obra de Picasso.