La compra permitiría suavizar las dotaciones por el ladrillo

Liberbank puja por la filial española de Banco Caixa Geral

Liberbank ha encontrado una posible vía para sanear sus activos inmobiliarios contra patrimonio y disfrutar de dos años para su dotación. El grupo que preside Manuel Menéndez negocia con el luso Caixa Geral adquirir su filial española por 150 millones de euros, operación que de cuajar ahorraría al grupo español varios millones en provisiones y evitaría tener que fusionarse.

La operación lleva casi un año en la mesa del grupo portugués y en la de la entidad española, pero es ahora cuando la firma lusa necesita fondos para mejorar su solvencia y liquidez. En 2011, Caixa Geral tuvo unas pérdidas de 448 millones de euros.

Liberbank también tendría prisa en cerrar esta operación antes del 31 de marzo, fecha en la que debe remitir al Banco de España y a Economía sus planes para realizar las nuevas dotaciones por la reforma financiera.

El grupo que lidera Cajastur debería provisionar, según expertos, unos 450 millones de euros para sanear sus activos inmobiliarios, a ello se uniría alrededor de 200 millones en capital. Liberbank, que aún no ha publicado sus cifras de saneamientos por la reforma financiera, cuenta ya con una ventaja, tiene un esquema de protección de activos (Epa) derivado de la compra de CCM.

Banco Caixa Geral en España es un pequeño grupo que solo aportaría a Liberbank unos 8.000 millones de euros en activos, por lo que el grupo español apenas ganaría en tamaño.