La entidad habla de un "retraso" técnico

Bankia aplaza el pago del salario variable de sus 22.000 empleados

Bankia no ha pagado el salario variable de 2011 a su plantilla. La noticia, en medio de la reordenación salarial impuesta por Economía, ha inquietado a la plantilla pese a que la entidad asegura que se debe a un fallo de coordinación tras la fusión y que se pagará en marzo.

Bankia aplaza el pago del salario variable de sus 22.000 empleados
Bankia aplaza el pago del salario variable de sus 22.000 empleados

Los 22.000 trabajadores de Bankia debían percibir este mes la parte variable de su salario correspondiente a 2011. No lo harán. La entidad anunció el martes a su personal que le será imposible efectuar el pago. Aunque les aseguró que se trata solo de un retraso por motivos técnicos, el hecho de que el ingreso se suspenda en pleno proceso de reestructuración de los salarios de la cúpula -una imposición del Gobierno a las entidades que han recibido ayudas públicas- mantiene inquieta a la plantilla.

"Ha habido muchas quejas. Estas retribuciones variables sobre resultados del año anterior se tienen que pagar en febrero, pero nos vienen a mitad del mes y nos dicen que no las pagarán", denuncian fuentes sindicales. La explicación oficial que les dio la dirección de la entidad el martes es que "no les ha dado tiempo de tener los datos de todas las oficinas ya que es la primera vez que se aplica este pago conjuntamente para las siete cajas que componen la fusión", dado que la unión de Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja Rioja, Caja Ávila y Caja Segovia no se consolidó hasta el pasado año. Ayer, la dirección del banco aseguró mediante una circular interna que la intención de la entidad es abonar el montante en marzo. "Esperemos que ese sea ese el problema real y que se solucione el próximo mes", concluye un portavoz sindical.

"Por el momento, el pago está en el aire", admiten fuentes de la entidad, que asumen que toda la estructura salarial está siendo revisada. Este replanteamiento obedece a la reciente decisión del Gobierno de limitar los sueldos a los directivos de las cajas que hayan recibido ayudas públicas. Bankia es una de las principales firmas afectadas, dado que obtuvo 4.465 millones de euros del FROB para costear el ajuste laboral de la fusión. Los salarios de la cúpula se verán reducidos en un 75%, incluido el del presidente de Bankia, Rodrigo Rato, que pasará de cobrar 2,34 millones de euros (de sueldo fjio anual, sin contar el variable) a un máximo de 600.000 euros. El hecho de que algunos directivos de área ya cobraran cifras similares ha llevado a la entidad a reconsiderar la estructura salarial de sus altos cargos. El temor de la plantilla es que esta revisión a la baja termine calando a todas las escalas.

BANKIA 1,78 2,65%

La parte variable del sueldo que recibe un trabajador de rango bajo de una oficina oscila entre los 2.000 y 3.000 euros. Una cuantía nada despreciable para una plantilla que, además, acaba de firmar un convenio colectivo sectorial que establece congelación salarial durante dos años, prorrogables. El bonus crece en función de la categoría profesional del empleado, sus responsabilidades y la consecución de objetivos de su centro de trabajo. "Este año hay que cobrar los incentivos por la colocación de acciones que hicieron los empleados para la salida a Bolsa", ilustran en otra central sindical.

Mora en máximos a finales de 2012

Pese a las quinielas en su contra, Bankia, defiende que costeará sin necesidad de fusiones ni ayudas públicas el saneamiento del ladrillo. Lo que no tiene tan claro es que el crédito vuelva a fluir, pues prevé que la morosidad toque máximos a finales de 2012, lo que obliga a ser prudentes. "Bankia ha cometido bastantes pecados en este país", admitió ayer en Valencia el consejero delegado de la entidad, Francisco Verdú, para argumentar que la entidad será muy selectiva en la concesión de préstamos.